La dignidad del sacerdote.


11 Oct
11Oct

"Aquí en fin la dignidad admirable, y la singular pureza que corresponde a los ministros del altar, que con sus propias manos ofrecen al eterno Padre el cuerpo y sangre de Jesucristo, Dios y hombre verdadero, bajo las especies de pan y vino."


Pbro. Miguel de Santander, Retiro Espiritual para sacerdotes, año 1802, página 177.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.