Buscar a Dios en la Iglesia.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Queridos hermanos: evitar mezclar la Religión con la política, con el chisme, con la discusión estéril al modo de los protestantes, que suelen hacer de las Sagradas Escrituras discusiones interminables, donde prevalece el amor propio y la astucia mental por ganar la polemica.

Lo que debemos buscar es amar y servir a Dios Nuestro Señor, tratar de llevar una vida santa, buscar tiempo para hacer santas meditaciones, lecturas piadosas, santo Rosario en paz. 

La oración es la vida del alma, santas confesiones, arrepentimiento de corazón en la sagrada confesión, santa Misa verdadera, entrega total a Dios Nuestro Señor. 

Anotaciones 

1º Buscar a Dios.

Evitar los grupos de Iglesia, donde el interés es querer mandar, prevalecer la opinión personal sobre los demás, criticas, o un desmedido interés por obtener dinero, triunfos. 

Buscar a Dios amados hermanos, buscar que viva en tu corazón por la gracia, buscar realmente la paz de Cristo, la cual no esta en el trato con los hombres, sino en el trato con Dios.


2º Apostolado. 

Necesidades hay muchas, pero la más importante, la necesidad apremiante es de almas que amen a Dios, de almas que hagan oración, sobre todo el apostolado del Santo Rosario [despacio, de rodillas, con santa atención]. 

Muchas almas buenas se desgastan en obras piadosas, donde entregan sus servicios a la comunidad, abandonando casi por completo la meditación, la lectura espiritual, el santo Rosario. Pierden lo más por lo menos, pensando que hacen un gran servicio a Dios.


Medita estas sencillas palabras, aprovecha lo mejor y acércate más a Diso por la santa oración del Santo Rosario. 

Dios te bendiga.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Etiquetado:  alimento para el alma

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.