¿Cómo luchar contra Satanás?


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Queridos hermanos, todo pecado tiene un mismo origen: más allá de los nombres, circunstancias, motivos, épocas, consentimiento por parte del hombre, tiene una raíz común en Satanás: padre y maestro del pecado.

"El pecado ha entrado en el mundo traído por el hombre, habiendo sido seducido éste por el diablo envidioso [Romanos 5, 12; Sab. 2, 24]; en definitiva es, pues, el diablo, el origen del pecado. Del pecados se derivan la muerte y las funestas secuelas de la muerte, por consiguiente, hasta la seducción diabólica. TODO PECADO ESTÁ, EN RELACIÓN CON EL DIABLO. EN TODO PECADO, EL HOMBRE SE DEJA INFLUENCIAR POR EL SEDUCTOR ORIGINAL." Michael Schmaus, Teología Dogmática, tomo II, página 274.

El hombre tiene libertad, cuando decide cometer un pecado con pleno conocimiento, advertencia, evidentemente se le imputa la ofensa contra la Divina Majestad. 

El hombre seducido por Satanás obra el pecado, por supuesto que es responsable de sus obras, pero la Sagrada Teología Dogmática nos enseña que detrás del pecado está el demonio: 

"Los hombres han crucificado a Jesucristo, pero es otro el promotor de este terrible hecho. Tras las personas activas al exterior se oculta el funesto personaje que las dirige. Satanás , que desde el principio fué un asesino y un mentiroso [San Juan 8, 48], entró en Judas Iscariote y le sedujo a traicionar a Jesús [Lucas 22, 3; Juan 13, 27; 6, 70]." Michael Schmaus, Teología Dogmática, tomo II, página 282.

Consideraciones

1º "El diablo odia a Dios, vive en el odio a Dios, o sea odia la Bondad en persona. Por eso no puede amar nada ni a nadie. El diablo, al odiar al hombre odia en él a Dios. El diablo combate el Reino de Dios, el poderío de Dio, incondicionalmente. No hay solamente un poder impersonal malo; existe también un ser personal cuyas intenciones son radicalmente malas y que quiere el mal por amor del mal." Michael Schmaus, Teología Dogmática, tomo II, página 274.

2º En la época presente, se ha oficializado el pecado en la sociedad de una manera casi general: Educación oficial anticristiana, filosofía anticristiana, constituciones políticas anticristianas, sistemas financieros basados en la usura [anticristiano], sistemas de comunicación: prensa, películas,  televisión, internet, etc. marcadamente anticristiana; sin detenerme en la perversidad casi universal: aborto, anticonceptivos, homosexuales, tolerancia con todos menos con Dios, etc. etc. Lo cual hace evidente para una persona con mediana capacidad que vivimos en una sociedad gobernada por el pecado, es decir por Satanás. 

3º ¿Que debe hacer el buen católico? Luchar contra el universo mundo con las armas del mundo es imposible, el reino del pecado esta con una fuerza arrolladora en todas partes [incluso en la parta humana de la Iglesia Católica], no hay un sólo país exento hoy por hoy de la influencia nefasta del enemigo común. 

EL BUEN CATÓLICO DEBE REZAR EL SANTO ROSARIO, PORQUE ES UN ARMA PODEROSA CONTRA LOS DEMONIOS [Papa León XIII]; el grave problema anticristiano de nuestros días, se va a resolver cuando el mundo vuelva a los pies de Dios Nuestro Señor, para lo cual se requiere una gracia sumamente extraordinaria, una gracia que se puede conseguir con el piadoso rezo del Santo Rosario. 

"Solemnemente afirmamos cuán grande es la esperanza que Nos ponemos en el Santo Rosario para curar los males que afligen a nuestro tiempo. No es con la fuerza, ni con las armas, ni con la potencia humana, sino con el auxilio divino por medio de la oración." Papa Pío XII, Ingruentium malorum, 15 de septiembre de 1951, no. 6. 

Dios le bendiga.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.