¿ Cómo vivir ?


Ave María Purísima, sin pecado original concebida..


Queridos hermanos, el mundo en que vivimos es asfixiante para la vida del alma; la educación oficial, la filosofía actual es no católica [¿quien es el hombre?, ¿Porque vivo? ¿Cual es el fin del hombre?], el sistema de economía, de gobierno con sus constituciones anticristianas. 

"No queráis amar al mundo, ni las cosas mundanas. Si alguno ama al mundo, no habita en él la caridad o amor del Padre; porque todo lo que hay en el mundo, es concupiscencia de la carne, concupiscencia de los ojos y soberbia u orgullo de la vida, lo cual no nace del Padre, sino del mundo. El mundo pasa, y pasa también con él su concupiscencia. Más el que hace la voluntad de Dios permanece eternamente.” 1ª Epístola de San Juan, II, 15.

¿ Cómo vivir ? 

El buen católico, aunque pecador y con muchas imperfecciones, no debe desanimarse y conformarse a la mediocridad espiritual, debe crear condiciones favorables a la salud del alma: 

1º Asegurar la salvación eterna.- La prioridad es salvar el alma, para lo cual debemos valernos del medio más adecuado y accesible: El Santo Rosario. 

1.1. “Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los auxilios de la Iglesia.” Promesa séptima de la Santísima al beato Alano sobre el Santo Rosario.

1.2. "La devoción a la Santísima Virgen María es señal de salvación eterna" San Bernardo. 

1.3. "La Santísima Virgen reveló al Beato Alano de la Roche que después del santo sacrificio de la Misa, que es la primera y más viva memoria de la pasión de Jesucristo, no había devoción más excelente y meritoria que el Rosario, que es como una segunda memoria y representación de la vida y pasión de Jesucristo Nuestro Señor." San Luis María, G. de Montfort, El Secreto del Santo Rosario, Rosa XXVIII. 

Quien reza cada día con devoción y recta intención el Santo Rosario va entrar en el cielo. ¿Aunque sea un pecador? Aunque sea el peor de todos los pecadores, alcanzará misericordia y las gracias necesarias para su salvación eterna.

"Aún cuando os hallaseis en el borde del abismo o tuvieseis ya un pie en el infierno; aunque hubieseis vendido vuestra alma al diablo; aun cuando fueseis un hereje endurecido y obstinado como un demonio, tarde o temprano os convertireis, con tal que  recéis devotamente todos los días el Santo Rosario hasta la muerte." San Luis María G. de Montfort, El Secreto del Rosario. 


2º Costumbres santas.- Procure oh buen católico, adquirir algunas costumbres muy santas en su vida, las cuales lo han de proteger, unir a Dios Nuestro Señor y dar paz a su alma. 

2.1. Rezar todos los días al despertar y antes de acostarse, tres veces el Avemaría [Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo...], lo cual es prenda de salvación eterna. 

2.2. Si Usted tiene el regalo de poder asistir a la Santa Misa verdadera, asista y frecuente los sacramentos, si no está en su mano, cada vez que la providencia se lo permita. 

2.3. Cada día dedique treinta minutos a la lectura espiritual meditada, es decir: sin prisas, reflexionando, meditando, tratando de hacer de esa lectura una meditación, oración y unión con Dios Nuestro Señor. 

2.3. Procure tener por la tarde o cuando a usted se le acomode, silencio, en el cual pueda hacer su lectura espiritual y su santo Rosario. 


3º Viva en paz.- No se inquiete demasiado por las cuestiones materiales, reconocimientos y cosas del mundo; conformese con lo necesario para vivir, con tiempo para dedicarselo a la santificación de su alma. 


Dios le bendiga.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.