Católico no te asustes ver hombres malos en la Iglesia.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

El católico de recta intención, aunque pecador e imperfecto, tiene el deseo de ser bueno y grato a los ojos de Dios Nuestro Señor, por lo cual frecuenta la Santa Madre Iglesia. 

El buen católico se asombra [escandaliza algunas veces] encontrar en la Iglesia [sobre todo cerca del altar, comunión frecuente, al frente de algunos grupos, cerca del dinero y de la organización], a personas malas, con hechos en su vida que son propios de hombres con mala intención; hablamos queridos católicos de personas usureras [prestamos con alto interés], estafadores de hombres sencillos e ingenuos [habiendo hecho robos, mentiras, difamaciones y comulgan en la iglesia como unos santos], hombres que utilizan el santo nombre de Dios para sus intereses personales, afiliados a la masonería [sociedad condenada por la Iglesia], hombres que en la vida pública sostienen doctrinas liberales [contrarias a la doctrina católica: como defensores de los derechos de los homosexuales, unidad de género, libertad de credo, etc.], incluso a personas que practican en secreto el judaísmo, otros que sostienen amistad muy fuerte con personas que combaten la Iglesia [con herejes, protestantes, cristianos]; pero lo que más escandaliza, es que en la Iglesia se desenvuelven con una familiaridad y soltura propia de santos; esto no es para menos, ¡ escandaliza a los católicos de recta intención ! 

Anotaciones

1º La Santa Iglesia Católica.- Fundada por Nuestro Señor Jesucristo tiene dos fines claros. Primero: Su fin remoto es la salvación de los hombres. Segundo: Su fin próximo es santificar a los hombres mediante la comunicación de los bienes espirituales que Cristo puso en sus manos, a saber: la enseñanza doctrinal, el cumplimiento de sus mandamientos y la recepción de sus sacramentos. La Santa Iglesia Católica es perfecta en cuanto es obra de Dios [Elemento divino].


2º La Santa Iglesia la integramos los hombres.- Que libremente aceptamos sus enseñanzas y mandamientos. El problema se encuentra en el elemento humano [hay quien sirve a la Iglesia y quien se sirve de la Iglesia]. 

2.1. En términos practicos: a la Iglesia no sólo asisten los católicos pecadores con deseos de ser buenos, hay muchos con mala intención y algunos perversos que su fin es destruir la Iglesia desde adentro. 

2.2Vemos con tristeza, desde tiempos de Nuestro Señor Jesucristo en su sagrada predicación,  sus opositores permanentes y sistematicos siempre estaban cerca, en medio de los buenos; vemos el caso concreto de los fariseos, del mismo Judas 'el traidor'; y que de sus mismos oyentes se fraguo su muerte: 

2.3. “Más los Fariseos saliendo de allí, consultaban contra él, como le harían morir.” San Mateo XII, 14; 10.

2.4. “Y los príncipes de los sacerdotes, y los escribas buscaban, como harían morir a Jesús: mas temían al pueblo. Y Satanás entró en Judas, que tenía por sobrenombre Iscariote, uno de los doce. Y fue, y trató con los príncipes de los sacerdotes, y con los magistrados de cómo se lo entregaría. Y se holgaron, y concertaron de darle dinero. Y quedó con ellos de acuerdo. Y buscaban sazón para entregarlo sin concurso de gentes.” San Lucas XXII, 2. 


3º ¿Qué debe hacer el buen católico? 

3.1. Primero.-  Salvar su alma, para lo cual debe procurar tener una gran devoción a la Santísima Virgen María, rezando todos los días el Santo Rosario, tratando de ser un verdadero devoto de Nuestra Madre Santísima. 

3.2. Segundo.- Estudiar la doctrina católica verdadera, sobre todo en los libros antiguos, el Magisterio de la Iglesia, lo que siempre han enseñado los Sumos Pontifices [Santo Papa], los Santos, los Mártires y Doctores de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana. Evitar las novedades y las doctrinas que contradicen los dogmas [herejías]. 

3.3. Tercero.- Recuerde buen católico: "El comienzo de una vida santa, merecedora de la vida eterna, es la verdadera fe."  San Agustín, Sermón XLIII.  Apartese de los hombres malos, huya de los herejes y perversos. 

3.4 Cuarto.- Dios Nuestro Señor en su cuidado Providencial de sus hijos, juntamente con la cruz [tentación-prueba-tribulación] concede las gracias necesarias para salvarse. 


4º Enseñanzas para ser fuertes en la fe.- 

4.1. El Papa San Pío X en su carta Encíclica 'Pascendi' del 8 de septiembre de 1907: "No es menester ya buscar a los fabricadores de errores entre los enemigos declarados: se ocultan y esto es precisamente objeto de grandísima ansiedad y angustia, en el seno mismo y dentro del corazón de la Iglesia. Enemigos, a la verdad, tanto más perjudiciales, cuanto lo son menos declarados. Hablamos Venerables hermanos de un gran número de católicos seglares y, lo que es aún más deplorable, hasta sacerdotes... ellos traman la ruina de la Iglesia, no desde fuera, sino desde dentro: en nuestros días el peligro está casi en las entrañas mismas de la Iglesia y en sus mismas venas; y el daño producido por tales enemigos es tanto o más inevitable cuanto más a fondo conocen la Iglesia." 

4.2. San Agustín, Obras completas, comentario al Apocalipsis de San Juan, [Ed. B.A.C. Madrid, 1995, p. 487]: "Tiene el diablo dentro de la Iglesia a esos que, disfrazados de oveja, por fuera parece que son justos, y por dentro son lobos rapaces. Por eso no son descubiertos junto con los otros hombres que son claramente malos, sino que son considerados santos, porque con ellos están unidos en la misma unidad y acción: y a éstos los tiene el diablo dentro de la Iglesia y en medio del pueblo bajo apariencia de santidad." 


Queridos católicos, lo que debe hacer es rezar el Santo Rosario, como la Santísima Virgen quiere que se rece, salvar nuestra alma.

El Sumo Pontífice, Papa Pío XII: "Solemnemente afirmamos cuán grande es la esperanza que Nos ponemos en el santo Rosario para curar los males que afligen a nuestro tiempo. No es con la fuerza, ni con las armas, ni con la potencia humana, sino con el auxilio divino obtenido por medio de la oración." Encíclica: 'INGRUENTIUM MALORUM’, 15 de septiembre de 1951. 

Dios le bendiga.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.