De los males Dios Nuestro Señor saca bienes.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida. 

Queridos hermanos, de los males Dios Nuestro Señor saca bienes para las almas, en las condiciones adversas es donde las almas se inmolan, se santifican y purifican. "Y sabemos tambien, que á los que aman a Dios, todas las cosas les contribuyen al bien" Romanos VIII, 28. 

Vivir en santidad de vida en el lugar que la Divina Providencia nos haya colocado, "No es el lugar dónde se vive, lo que nos salva, sino la manera en que se vive. Adán se pierde en el paraíso, en donde tenía todo a favor, y Lot se salva en Sodoma, en donde tenía todo en contra." 


Consideraciones 

1º Cada día purifica tu alma, procura rezar el Santo Rosario con calma, lectura espiritual, un poco de soledad y silencio para entregarse a Dios en la oración, en la tranquilidad de nuestro corazón. 

2º Nuestra casa, habitación debe ser un lugar de paz, donde se invite a la oración, a la meditación y caridad; lo cual no está en la riqueza o pobreza, sino en el espíritu que imprime en ese lugar las personas que moran ahí.

3º Alégrate, esfuérzate y vive la voluntad de Dios cada día, con la amistad de Dios por su gracia, está lleno el corazón y la casa, se alegra la vida y la familia; es Dios quien nos fortalece y nos bendice en la prosperidad y en la aflicción. 


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Etiquetado:  alimento para el alma

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.