El fundamento de la vida familiar.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

El fundamento de la vida familiar es la gracia de Dios Nuestro Señor, es la fortaleza del hogar católico, del alma cristiana. 

Un hogar con Cristo es una fortaleza de la Religión Católica, una vida con Nuestro Señor Jesucristo es el verdadero sentido de la vida, independientemente del lugar, condiciones, aflicciones en que se encuentre.


Consideraciones


1º Los problemas siempre existirán, entre los hombre buenos y con los hijos de las tinieblas, porque las dificultades son propias de la naturaleza humana, medio muy a propósito para santificar el alma.


2º El Santo Rosario es el fundamento del hogar católico. Debe Usted oh buen católico, tener la santa costumbre de rezar el santo Rosario con su familia, a ser posible, todos los días. Independientemente de los estados anímicos, de los sentimientos, tentaciones, tribulaciones u ocupaciones, procure cada día rezar santa y piadosamente el santo Rosario. 

"¡Qué expecataculo tan conmovedor y tan sumamente grato a Dios cuando, al llegar la noche, todo el hogar cristiano resuena con las repetidas alabanzas en honor de la augusta Reina del Cielo! Entonces el Rosario, recitado en común, ante la imagen de la Virgen, reúne con admirable concordia de ánimos a los padres y a los hijos que vuelven del trabajo diario; además, los une piadosamente con los ausentes y con los difuntos; finalmente, liga  a todos más estrechamente con el suavísimo vínculo del amor a la Virgen Santísima, la cual, como amantísima Madre rodeada por sus hijos, escuchará benigna, concediendo con abundancia los bienes de la unidad y de la paz doméstica." Papa Pío XII, carta Encíclica 'Ingruentium Malorum' del 15 de septiembre de 1951. 


Procure rezar el Santo Rosario, Dios le ha de bendecir. 


Dios le bendiga.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Etiquetado:  alimento para el alma

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.