El mejor servicio que puedes brindar a Dios.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida. 


Muchos buenos católicos, en su deseo de amar y servir a Dios Nuestro Señor quieren hacer algo, pero no saben exactamente qué hacer. 

Algunos con la más recta intención se entregan a obras de caridad externa, al apostolado en la Iglesia, y a muchísimas obras por lo regular materiales; son buenas en su género. 

¿Por qué Nuestro Señor murió en la Santa Cruz? La salvación eterna de las almas. ¿Cuál es la obra más grande en la tierra? Salvar un alma. 

¿Que debemos hacer?

1º Salva tu alma, la de tu familia y cuantas puedas ayudar.

Nuestro Señor Jesucristo dijo a Santa Gertrudis que cada vez que rezara esta oración salvaría mil almas del purgatorio:  "Padre Eterno, yo te ofrezco la Preciosísima Sangre de Tu Divino Hijo Jesús, en unión con las Santas Misas que se celebren hoy día a través del mundo por todas las Benditas Ánimas del Purgatorio, por todos los pecadores del mundo, por los pecadores en la Iglesia Universal, por aquellos en mi propia casa y los de mi familia. Amén." Hay que rezarla en gracia y amistad con Dios, si es imposible confesarse, al menos un arrepentimiento verdadero y deseo de confesar sus pecados en la primera oportunidad. 

Rezar el Santo Rosario, sobre todo despacio, al menos una parte de rodillas, con una cera encendida (opcional).

  • "Verdaderamente ¿quienes son los que se salvan? Aquellos por quienes esta Señora beningnísima interpone la autoridad de sus ruegos [Dion. Cart.]... Servir a María y pertenecer a su corto número, es el honor mas alto que nos puede caber. Servir a la Reina del cielo, es ya reinar en el cielo; vivir á sus órdenes, vale mil veces mas que reinar en la tierra: ASÍ COMO ESTÁ FUERA DE TODA DUDA, QUE LOS QUE NO LA SIRVAN, NO SE SALVARÁN, porque privados del favor de la Madre, los abandona el Hijo y toda la corte celestial [Damasc de Exc. Virg. c.9.]". San Alfonso María de Ligorio, 'Las Glorias de María', página 194.

  • "Prenda segura de salvación tienen todos los siervos de María." San Alfonso María de Ligorio, San Alfonso María de Ligorio, "Las glorias de María", página 191. 

  • "Escribió San Bernardo, que la devoción a la Madre de Dios es señal muy cierta de conseguir la salvación eterna. Y como dice San Juan Damasceno, Dios no concede la devoción hacia su santa Madre, sino a los que quiere que se salven. Y el beato Alano dijo, que el que a menudo saluda a la Virgen con el Ave María, tiene una señal muy grande de predestinación: y lo mismo dijo de rezar cada día el Santo Rosario." San Alfonso María de Ligorio, "Las glorias de la Inmaculada Virgen Madre de Dios", página 76.


Haga el apostolado que Usted guste, sólo recuerde: La mejor ayuda que Usted puede hacer a Dios Nuestro Señor es salvar su alma y la de su familia, para ellos requiere confesarse [vivir en gracia de Dios], si está en una situación difícil de pecado, no se desanime: rece el Santo Rosario todos los días, la Santísima Virgen María lo ayudará. 

Rezar, rezar mucho a la Santísima Virgen María, es el medio por donde se salvarán muchísimas almas.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida. 

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.