El pecado es la puerta por donde entra Satanás.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Queridos hermanos, el buen católico que trata de vivir el santo Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo está en evidente peligro de extinción, porque tenemos, prácticamente en el mundo entero: Constitución política anticristiana, sistema oficial de educación anticristiano, medios de comunicación donde poco o nada interesa la salvación eterna [por el contrario se combaten sistemáticamente los principios de la religión Católica], lo anterior, es causa de una sociedad que autoriza el pecado y se ruboriza del Santo nombre de Dios [sociedad anticristiana o del pecado].

Armas poderosas contra el cristianismo han sido la mal usada tolerancia, la neutralidad, unido a desvirtuar [adulterar, falsificar, deformar]  la cosmovisión cristiana de la vida. 


Consideraciones


1º Las condiciones que extinguen o hacen poner en peligro social la vida y práctica de la verdadera fe católica es en todas partes, con sus variantes de acuerdo a cada lugar; desde luego todo parece que es casual [sin un plan maestro], pero hacen alianza contra Cristo.


2º La raíz de la sociedad anticristiana, de los planes contra la obra de Dios [independientemente de los nombres, sociedades, empresas] es Satanás:

"El diablo odia a Dios, vive en el odio a Dios, o sea odia la Bondad en persona. Por eso no puede amar nada ni a nadie. El diablo, al odiar al hombre odia en él a Dios. El diablo combate el Reino de Dios, el poderío de Dios, incondicionalmente. No hay solamente un poder impersonal malo; existe también un ser personal cuyas intenciones son radicalmente malas y que quiere el mal por amor del mal." Michael Schmaus, Teología Dogmática, tomo II, página 274.


3º El mal social se ha extendido por medio del pecado, sea cual sea, ahí está la puerta que abrió el hombre al demonio, [personal, familiar, socialmente]. 

Si la familia está en peligro, es porque ahí entró el pecado por la libre voluntad de los hombres; ¡EL PECADO ES LA PUERTA POR DONDE ENTRA SATANÁS!

"El pecado ha entrado en el mundo traído por el hombre, habiendo sido seducido éste por el diablo envidioso [Romanos 5, 12; Sab. 2, 24]; en definitiva es, pues, el diablo, el origen del pecado. Del pecados se derivan la muerte y las funestas secuelas de la muerte, por consiguiente, hasta la seducción diabólica. TODO PECADO ESTÁ, EN RELACIÓN CON EL DIABLO. EN TODO PECADO, EL HOMBRE SE DEJA INFLUENCIAR POR EL SEDUCTOR ORIGINAL." Michael Schmaus, Teología Dogmática, tomo II, página 274.


4º El remedio a la grave crisis anticristiana, consiste en que Usted deje el pecado, que la sociedad renuncie al pecado, que se deje de ofender a Dios Nuestro Señor: 

"Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todas las demás cosas se os darán por añadidura." Evangelio de San Mateo VI, 33. 


5º ¿Dónde o cómo se materializa el retorno a Dios? En definitiva abandonando el pecado, en la práctica el remedio seguro es el piadoso rezo del Santo Rosario a la Bienaventurada Siempre Virgen María, porque es la Madre de Dios el terror de los demonios, su sólo nombre hace huir a Satanás: "Tiemblan los malignos sólo de oír su nombre sacrosanto; y como caen los hombres a tierra cuando un rayo da cerca de ellos, así los demonios quedan aterrados al oír el nombre de María". San Alfonso María de Ligorio, 'Las glorias de María', capítulo IV.

"Solemnemente afirmamos cuán grande es la esperanza que Nos ponemos en el Santo Rosario para curar los males que afligen a nuestro tiempo. No es con la fuerza, ni con las armas, ni con la potencia humana, sino con el auxilio divino por medio de la oración." Papa Pío XII, Ingruentium malorum, 15 de septiembre de 1951, no. 6. 

Dios le bendiga.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.