El Santo Rosario es combatido con tentaciones.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Queridos hermanos, la devoción a la Santísima Virgen María es señal de salvación eterna, como lo afirma San Alfonso María de Ligorio entre otros muchos santos. 

La devoción a la Madre de Dios, particularmente el Santo Rosario, representa un peligro para el demonio, conoce el enemigo común que las almas devotas de la Madre de Dios alcanzarán la salvación eterna. 

Consideraciones 

1º El demonio ataca con tentaciones a las almas que rezan el Santo Rosario, tratando de evitar plegaria tan santa y benéfica para la salud del alma. 

"Se lee en la vida del Padre Alfonso Alvarez, de la Compañía, devotísimo de la Virgen, que estando en oración, y sintiéndose acosado de tentaciones impuras, oyó cerca el enemigo, que le afligía diciéndole: 'Deja tú la devoción de María, y dejaré yo de tentarte'." San Alfonso María de Ligorio, 'Las Glorias de María', cap. 8. 

"¿Qué no hará contra nosotros este espíritu malo mientras nosotros rezamos el Rosario contra él? Aumenta nuestra apatía y negligencias naturales antes de empezar nuestra oración; aumenta nuestro tedio, nuestras distracciones y nuestro decaimiento mientras rezamos; nos deprime de varios modos y cuando lo hemos concluido con trabajo y distracciones, se mofará de nosotros diciéndonos: 'No has hecho nada meritorio; tu Rosario nada vale; mejor te fuera trabajar y ocuparte en tus negocios; pierdes el tiempo en rezar tantas oraciones vocales sin atención." San Luis María G. de Montfort, El secreto del santo Rosario, rosa XLII.


2º Usted no debe perturbarse ante las tentaciones durante el santo Rosario, es evidente que nadie se ha de poner de rodillas para rezar el sagrado Rosario de la Virgen Santísima, con intención de traer a la memoria deseos o imaginaciones pecaminosas; desde luego es el demonio. 


3º Suele el demonio en los indevotos de la Madre de Dios, en los falsos católicos y herejes infundirles una falsa paz [no tentaciones, cierta bonanza material], porque van en camino de condenación eterna, son presa de Satanás con esa vida apartada de la fe verdadera. 

Dios te bendiga.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Etiquetado:  alimento para el alma

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.