En medio del torbellino de la vida ¿Qué debo hacer?


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


En medio del torbellino de la vida, donde abundan las dificultades, los malos entendidos, la confusión, la mentira y el engaño; se pregunta el buen católico ¿Qué debo hacer con mi vida?, ¿Debo defenderme y sobrevivir sin importar la ley de Dios? 

Hermano pecador en medido de las dificultades salve su alma, santifíquese en medio del mismo pecado, en medio de la corrupción, en medio de la tribulación, no pierda el rumbo. 

Aunque se autorizara por las leyes del mundo el pecado y la ofensa a Dios, Usted manténgase fiel a Nuestro Señor, recuerde oh buen católico, que debe morir y entregar cuentas ante el Sagrado Tribunal de cada uno de sus actos voluntarios, recuerde que los que mueren en estado de pecado mortal serán castigados eternamente en el infierno, los que mueran en gracia y amistad con Dios al cielo eterno descansaran y gozaran por los siglos de los siglos. 

¿Que hacer? 

1º Devoción a la Santísima Virgen María.- Sea usted un devoto de la Madre de Dios, con recta y pura intención invoque cada día al despertar y antes de dormir con tres Ave Marías que son prenda de salvación eterna, y por supuesto, el rezo piadoso del Santo Rosario todos los días.

La Santísima Virgen prometió: 

"Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los auxilios de la Iglesia.” 

"Libraré pronto del purgatorio a las almas devotas del Rosario.”

"La devoción al santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación a la gloria.”


2º Estilo de vida.- Destierre de su compañía los enemigos de la ley de Dios y de su doctrina, aparte de usted todo lo que le separa de Dios [amistades, música, películas, libros, fiestas o reuniones, etc.]. 

Revistas de Dios, uso piadoso de agua bendita, escapulario de Nuestra Señora del Carmen, lectura espiritual, películas de santos, meditación y oración, silencio y reflexión, recuerdo frecuente de la muerte y del juicio que enfrentará ante la presencia de Dios. 

3º Educación de los sentimientos y de la voluntad.- Muy importante tomar las decisiones en base a razones no a los sentimientos, pues eso es una debilidad grande del ser humano, conforme disminuyen las razones, aumentan los sentimientos, fundados no en razones, sino en estados anímicos. 

Dios le bendiga.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

 

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.