Examen de conciencia para la confesión.


ORACIÓN PARA ANTES DEL EXAMEN

Señor mío y Dios mío, qué investigas los corazones y conoces las conciencias de los hombres: dame la gracia de examinar sinceramente mis pecados y de comprender su malicia. Haz que los confiese y me enmiende de ellos, para que merezca tu perdón y tu gracia en esta vida, y después la gloria eterna. Amén.

PRIMER MANDAMIENTO

AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS

1. ¿Has profanado objetos religiosos o consagrados a Dios? ¿Has sido irreverente con cosas sagradas o en lugares sagrados? ¿Te has confesado sin arrepentimiento o sin propósito de la enmienda?

 2. ¿Has callado algún pecado grave en la confesión? ¿Has procurando engañar al confesor en el número, materia y consentimiento de tus pecados? ¿Has cumplido la penitencia? ¿Has comulgado a sabiendas en pecado grave?

3. ¿Crees en supersticiones, amuletos, cartas,  etc? ¿Has consultado adivinos, brujos? ¿Lees, tienes o prestas libros prohibidos o escritos contra la Religión?

4. ¿Rezas las tres Avemarías a la Santísima Virgen, que son prenda de salvación eterna, antes de dormir y al despertar? ¿Te distraes voluntariamente al rezar? ¿Has ofrecido a Dios tus trabajos, dolores y gozos? 

5. ¿Crees lo que enseña la Iglesia Católica, o has sostenido ideas contrarías a ella? ¿Evitas cuanto pueda dañar tu fe? ¿Has negado o dudado conscientemente de alguna verdad de fe? ¿Has acudido a Dios en las tentaciones?

6. ¿Te has desesperado, o sublevado contra la Providencia de Dios? ¿Has soportado con serenidad y paciencia los dolores y contrariedades de la vida? ¿Vives obsesionado por las cosas temporales y olvidado de Dios? 

7. ¿Perteneces a sociedades condenadas por la Iglesia como la masonería, espiritismo, partido comunista?

SEGUNDO MANDAMIENTO

NO TOMAR SU SANTO NOMBRE EN VANO

1. ¿Has jurado en el nombre de Dios sin necesidad?  ¿Has jurado en falso en algo importante? ¿Has jurado con duda?¿Has jurado hacer algo malo, como vengarte, etc.? ¿Has blasfemado a conciencia contra Dios? ¿Has dicho palabras irreverentes de Dios o de su Iglesia? ¿Has dicho  o escuchado chistes contra Dios o la Religión? ¿Has sido valiente para defender a la Iglesia siempre que ha sido posible y prudente hacerlo? ¿Has hablado mal de la Iglesia, de sus sacerdotes o de casas santas? ¿Te has burlado de las personas buenas, por el hecho de ser buenas? ¿Has cumplido, pudiendo, los votos y las promesas hechas a Dios? 

TERCER MANDAMIENTO

SANTIFICAR LAS FIESTAS

1. ¿Has dejado de ir a Misa algún domingo o fiesta de precepto pudiendo ir? ¿Has llegado tarde? ¿Te has distraído voluntariamente durante la Misa o cometido durante ella alguna irreverencia? ¿Has sido causa de que otros no vayan a Misa?

CUARTO MANDAMIENTO

HONRAR PADRE Y MADRE

a - Hijos

1. ¿Has contribuido en el seno de tu familia al bien y la alegría de los demás con tu paciencia y verdadero amor? ¿Has desobedecido a tus padres? ¿Te has burlado o avergonzado de ellos? ¿Los respetas?

2. ¿Les has negado la palabra? ¿Los has despreciado? ¿Los has socorrido en sus necesidades, tanto materiales como espirituales? (Uno de los mayores pecados de los hijos para con sus padres es no facilitarles a tiempo el que reciban los últimos Sacramentos).

3. Si han muerto, ¿te acuerdas de rezar por ellos y ofrecerles alguna Misa?

b – Hermanos

1. ¿Has tratado bien a tus hermanos? ¿Has reñido con ellos? ¿Les niegas la palabra prolongadamente? ¿Les tienes envidia? ¿Les has dado mal ejemplo? ¿Has sido causa de que aprendan a contestar a tus padres, o a desobedecer, o los has escandalizado en algo?

2. ¿Ayudas materialmente a tus hermanos si ellos lo necesitan y tú puedes hacerlo? ¿Procuras su bien espiritual? ¿Rezas por ellos?

c - Padres

1. ¿Los llevas a la Santa Misa y procuras que se confiesen? ¿Educas en religión y en buenas costumbres? 2. ¿Te preocupas de dialogar con tus hijos,  de conocer sus inquietudes, deseos, temores...?¿Los alimentas, vistes e instruyes en religión y cultura? ¿Los corriges y castigas según merece la falta? ¿Los has maldecido? ¿Los tienes mimados y consentidos?¿Te ríes de sus faltas y desvergüenzas? ¿Los dejas andar ociosos y vagos?   ¿Cuidas de su fe y su moral? ¿Vigilas sus diversiones, amistades, lecturas, programas de T.V., INTERNET...? ¿Permites que tus hijas lleven vestidos indecentes o se entreguen a diversiones peligrosas como bailes deshonestos, novios para pasar el rato, etc. ? Si tiene novio formal, ¿has pedido consejo al párroco?

3. ¿Inculcas a tus hijos rectitud en el proceder, fidelidad al deber y espíritu de trabajo? ¿Tienes arreglado tu testamento de modo que si faltas inesperadamente no haya conflictos? ¿Has perjudicado a tus hijos injustamente en la herencia que les corresponde? ¿Has violentado a tus hijos en la elección de estado o prohibido que se consagren a Dios?

d - Esposos:

- para ambos.

1. ¿Se respetan? ¿Se insultan y pelean? ¿Se quitan la libertad para lo bueno y lo lícito, o para lo religioso? ¿Se tienen celos infundados? ¿Se exponen en peligro de infidelidad? ¿Usan del matrimonio según la moral cristiana? ¿Tienen cuidado de no usar del matrimonio con escándalo de los hijos o de otros? ¿Faltan a la fidelidad conyugal en obras o en deseos? ¿Rezan el santo rosario en familia? ¿Han consagrado su familia a la Madre de Dios?

- para la esposa.

1. ¿Has malgastado el dinero en vanidades y gastos inútiles? ¿Gastas más de lo que puedes o contraes deudas de importancia sin saberlo tu marido? ¿Has dejado solo demasiado tiempo a tu esposo? ¿Tu forma de vestir, tus pláticas, pensamientos, amistades, diversiones son de una mujer casada? ¿Haces oración por tu matrimonio?  

 para el esposo

1. ¿Le ahorras trabajos innecesarios? ¿La apoyas para que pueda desempeñar cristianamente sus deberes de esposa y madre de tus hijos? ¿Le das lo suficiente para los gastos de la familia?

II. Dimensión social

a. Superiores y funcionarios

1. ¿Tratas con justicia y caridad a tus subordinados? ¿Tienes asegurados convenientemente a tus obreros y empleados? ¿Has guardado justicia en la distribución de cargos, empleos, privilegios, honores y premios? ¿Procuras asistan a la Santa Misa los domingos y fiestas de guardar? ¿Los injurias? ¿Los humillas? ¿Retrasas el pago justo? ¿Los expones a un peligro físico o espiritual? 

2.- ¿Utilizas la autoridad para tu conveniencia? ¿Mandas lo que debes mandar? ¿Ayudas a que tus inferiores se superen y crezcan en todos los aspectos? ¿Te has dejado sobornar por dinero? ¿Eres corrupto? ¿Evitas que se den pecados en tus subordinados?

b. Patrones

1 . ¿Das el salario justo y conveniente? ¿Hay armonía entre lo que ganan tus obreros y los beneficios que tú sacas de ese trabajo? ¿Eres culpable del hambre de tus obreros por darles salarios insuficientes? ¿Les pagas equitativamente las horas extraordinarias, y los trabajos especialmente duros o peligrosos? ¿Tienes asegurados convenientemente a tus obreros? ¿Dotas a tus obreros del equipo suficiente para suavizar en lo posible la dureza del trabajo? ¿Las condiciones de higiene y seguridad en el trabajo son tales que tú en su lugar no pedirías más? ¿Tratas a tus obreros con caridad cristiana  como a tus hermanos? ¿Felicitas a tus subordinados cuando su trabajo lo merece para que puedan ellos tener la satisfacción de sentirse útiles a los demás?

c. Obreros

1 . ¿Obedeces y respetas a tus superiores?  ¿Cuidas las cosas de tus patrones? ¿Malgastas sin necesidad materiales o energía? ¿Cuidas los instrumentos de trabajo como si fueran tuyos? ¿Trabajas con diligencia el tiempo debido? Si otro trabajara para ti, ¿te parecería suficiente si rindiera lo mismo que rindes tú en tu trabajo?

2. ¿Guardas los secretos de fabricación de la empresa en que trabajas o has trabajado? ¿Son lícitos los medios que empleas para defender tus derechos? ¿Eres responsable de la perversión de los jóvenes que trabajan contigo?

3. ¿Influyes con blasfemias, palabras soeces, conversaciones inmorales, fotografías obscenas, etc., en la degradación de tu ambiente de trabajo?  Si hay mujeres trabajando contigo, ¿las respetas como te gusta que se respete a tu mujer y a tus hijas?

4. ¿Ayudas a tus compañeros en lo que necesitan, siempre que te sea posible? ¿Haces todo lo que puedes para acercarlos a Dios?

d. Señoras y amas de casa

(con servicio domestico)

1. ¿Das a su tiempo el salario justo? ¿Los tratas con caridad cristiana, como a tus hermanas? ¿Evitas cuanto puedes su perversión moral y los peligros de sus almas ¿Facilitas el ejercicio de los deberes religiosos de tus domésticos? ¿Tienes domésticos que ofenden a Dios, a la religión o son focos de infección moral?   

2 . ¿Les impones trabajos superiores a sus fuerzas? ¿Vigilas para que tus hijos no encuentren ocasión de pecado aun dentro del recinto doméstico? ¿Admites a tu servicio mujeres de dudosa reputación? ¿Les niegas el necesario descanso?

3. ¿Les insultas, zahieres, o maltratas? ¿Sabes mandar con amabilidad?

e. Empleadas

1. ¿Obedeces y respetas a tus superiores? ¿Les haces daño sin necesidad en sus bienes? ¿Trabajas con diligencia el tiempo debido? ¿Guardas los secretos que como sirvienta, mecanógrafa, telefonista, etc., conoces de las casas en que trabajas o has trabajado?

2. ¿Registras cajones, escritos o cosas de tus señores? ¿Divulgas cosas íntimas de la familia o de la señora?

f. Todos

1. ¿Pudiste hacer bien a otros y no lo hiciste? ¿Cumples a conciencia tus obligaciones profesionales? ¿Eres egoísta olvidándote de las necesidades del prójimo, cuando entran por medio tus intereses? ¿Has cometido alguna injusticia? ¿Algún negocio sucio? ¿Obedeces a las leyes justas? 

2. ¿Has hablado de las autoridades con el respeto debido, reconociendo que el ejercicio del poder es cosa compleja y difícil, y que también los hombres honrado son capaces de error, o te has dejado llevar de críticas injustas, o simplemente inoportunas, que destruyen en lugar de construir? ¿Has despreciado conscientemente, la autoridad de un superior legítimo?

3. ¿Influyes con tus palabras soeces, conversaciones inmorales, etc., en la degradación de tu ambiente de trabajo?

QUINTO MANDAMIENTO

NO MATAR

1.  ¿Has procurado o cooperado en el aborto? ¿Has intentado suicidarte? ¿Has asesinado a alguien? ¿Has incitado directamente a otros, al suicidio, al aborto, o a algún crimen? ¿Has puesto en peligro tu vida sin necesidad? 

2. ¿Has puesto en peligro tu vida o la de otros faltando a las leyes de tránsito; por ejemplo: adelantando sin visibilidad, encandilando con los faros, yendo en bicicleta de noche y sin luz, cruzando la calle sin mirar, etc.?

3. ¿Has herido o golpeado a otro sin motivo razonable? ¿Has insultado a otros?  ¿Has injuriado o maldecido? ¿Tienes odio o rencor a alguien?

4. ¿Niegas el saludo o el habla a alguna persona sin causa razonable o demasiado tiempo? ¿Te has entristecido de su prosperidad o alegrado de su desgracia? ¿Has sido causa de riñas o enemistades? ¿Fomentas antipatías?

5. ¿Tienes paciencia con las flaquezas del prójimo? ¿Te dejas llevar de la vanidad y vanagloria? ¿Te has negado a perdonar y a hacer las paces? Si alguien te ha injuriado, ¿estás dispuesto a perdonar por el amor a Dios?

6. ¿Tratas al prójimo con altanería? ¿Has despreciado a tus prójimos, sobre todo a los pobres, débiles, ancianos, extranjeros y hombres de otras razas? ¿Abusas de tus hermanos? ¿Haces burlas o bromas pesadas? ¿Tratas a los demás con caridad cristiana? ¿Has sido causa de que otros ofendan a Dios? ¿Has enviado imágenes o mensajes impuros? 

7. ¿Te has embriagado hasta perder la razón? ¿Has cometido pecados por tu manera de beber? ¿Has sido causa  de  que otros cometan pecado de embriaguez?   

8. ¿Ayudas a los necesitados según tus posibilidades? ¿Participas en las obras de apostolado y caridad de la Iglesia y en la vida de tu Parroquia? ¿Has orado por la unidad de la Iglesia, la evangelización de los pueblos, la realización de la paz y de la justicia?

SEXTO Y NOVENO MANDAMIENTO

NO FORNICAR – NO DESEAR LA MUJER DE TU PRÓJIMO

1 . ¿Has cometido alguna acción deshonesta? ¿Solo ó con otra persona? ¿De qué sexo? ¿De qué clase: soltero, casado, pariente, etc.? ¿Te has expuesto voluntariamente en peligro próximo de pecar gravemente, o no lo has evitado pudiendo y debiendo hacerlo?

2. ¿Has tenido tratos deshonestos movido por la lujuria? ¿Has besado o abrazado con deseo deshonesto? 

3. ¿Has hecho gestos deshonestos? ¿Has tenido conversaciones, mensajes impuros? ¿Has utilizado el teléfono, internet o medios electrónicos para cosas impuras?

4. ¿Has seguido leyendo un libro después de advertir que era un peligro para tu alma? ¿Cooperas o encubres acciones deshonestas? ¿Tienes “amistades peligrosas” ?

 5. Si tienes novio/a ¿respetas tu cuerpo? ¿comulgas todos los domingos? ¿tienes autorización de tu párroco y de tus padres? ¿Vas a sitios de perdición? ¿Llevas a otros?

6. ¿Has tenido deseos deshonestos consentidos deliberadamente, aunque no los hayas ejecutado?

7. ¿Eran con persona casada o que por alguna circunstancia tenga gravedad especial (pariente, del mismo sexo, etc.)? ¿Has deseado a una persona que no es tu cónyuge?

SÉPTIMO Y DECIMO MANDAMIENTO

NO ROBAR - NO CODICIAR LOS BIENES AJENOS

1. ¿Has robado? ¿Has intentado o deseado robar? ¿Has cooperado al robo en alguna forma? ¿Has devuelto lo encontrado, si sabes de quién es?  Si no lo sabes, ¿has procurado averiguarlo con diligencia proporcionada a la importancia de la cosa? ¿Has hecho daño grave en los bienes de tu prójimo? ¿Has cooperado a sabiendas del daño? ¿Has sido cómplice o encubridor de alguna injusticia? ¿Has rehusado, por egoísmo, presentarte como testigo de la inocencia de alguien? ¿Has cumplido los legados y testamentos?  ¿Has comprado a sabiendas lo robado? ¿Has restituido lo robado y reparado el daño ocasionado según tus posibilidades? ¿Te has aprovechado de la necesidad ajena para sacar el dinero?

2. ¿Has hecho trampas en las compras o en las ventas? ¿Has jugado cantidades grandes de dinero? ¿Has hecho trampas en el juego?  ¿Has usado monedas falsas en las compras?

3. ¿Has prestado dinero con usura? ¿Has dado menos salario de lo justo? ¿Has cobrado más de lo justo? ¿Exiges dinero por un servicio al que estás obligado por tu cargo ya retribuido? ¿Cumples con tu obligación de dar limosna? ¿Cumples con el diezmo completo a la Iglesia?

4. ¿Has derrochado en lujo y vanidades lo que a ti te sobra y otros necesitan? ¿Qué uso has hecho de tu tiempo, de tus fuerzas, de los dones que Dios te dio? 

OCTAVO MANDAMIENTO

NO LEVANTAR FALSOS TESTIMONIOS NI MENTIR

1. ¿Has mentido con daño grave para el prójimo? ¿Has calumniado en cosa grave? ¿Has reparado los daños ocasionados por la mentira o la calumnia? 

2. ¿Has descubierto sin causa faltas ocultas, aunque sean ciertas? ¿Has revelado secretos sin razón seria y proporcionada para ello?  ¿Te has puesto a escuchar cosas secretas? ¿Has oído con gusto murmuraciones de otros ? ¿Has sembrado discordias entre otros con cuentos y chismes, verdaderos o falsos?

3. ¿Has exagerado defectos ajenos? ¿Has dejado de restituir la fama, pudiendo? ¿Has permitido la murmuración debiendo cortarla?

  

MANDAMIENTOS DE LA IGLESIA

Los tres primeros se han incluido en los mandamientos de la ley de Dios

1. ¿Guardas el ayuno y la abstinencia conforme lo manda la Iglesia y según corresponde a tu estado?

2. ¿Colaboras según tu posición a los gastos del culto y clero o a las obras de apostolado?

Expresa ahora tu dolor por las faltas cometidas, rezando lentamente la oración siguiente.

Pésame, Dios mío, y me arrepiento de todo corazón de haberos ofendido. Pésame por el infierno que merecí y por el cielo que perdí. Pero mucho más me pesa porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como Vos.  Antes querría haber muerto que haberos ofendido, y propongo firmemente no pecar más y evitar todas las ocasiones próximas de pecado. Amén.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.