La fe católica siempre será perseguida.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Siempre en la vida de toda persona definida, con liderazgo y convicción tendrá adversarios, opositores y personas que fustiguen [censurar fuertemente] sus acciones con buena o mala intención. 

El católico que vive su fe tendrá permanentemente al mundo, al demonio de manera particular como opositores que van a fustigar y condenar sus acciones abierta o veladamente a través de de las personas soberbias principalmente. "No extrañéis, hermanos, si os aborrece el mundo" 1ª San Juan III, 13. 

Consideraciones

1º No buscar la aprobación de sus actos, en ese momento Usted tiene una grave debilidad de inseguridad, lo cual utilizan las personas que le rodean para manipularlo a Usted y hacer que obre conforme al criterio del hombre, con grave daño para la salud del alma. 

"No esté tu paz en la boca de los hombres; pues si pensaren de ti bien o mal, no serás por eso hombre diferente." Imitación de Cristo, III, 28.


2º Hacer las cosas por Dios, como Dios las quiere, teniendo siempre la humildad para reconocer nuestros errores. 

No es uno perfecto, ni impoluto ni la suma de todos los bienes; uno es bueno en la medida que está unido a Dios, por lo cual tener lo pies en la tierra para no ruborizarse cuando cometamos errores, simplemente pedir perdón a Dios con humildad, corregir y seguir adelante.

"El que está en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto: porque sin mí no podéis  hacer nada." San Juan XV, 5.


3º Rezad con fervor el Santo Rosario, pues todo buen católico tendrá fuertes contradicciones, necesitará de la gracia de Dios para sostenerse en las dificultades y contrariedades propias de la fe católica y de la naturaleza humana.

"Pues bien, repetimos, afirmamos y proclamamos que tenemos cifradas nuestras mejores esperanzas en merecer por el rezo del Santo Rosario los auxilios que necesitamos". Papa León XIII, Encíclica: "Iucunda Semper", Septiembre 8 de 1894.

Dios te bendiga.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Etiquetado:  alimento para el alma

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.