La vida de Dios se construye en cada uno de nuestros corazones.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Queridos hermanos, la vida de gracia y amistad con Dios Nuestro Señor se construye a base de esfuerzo, humildad y perseverancia. La estabilidad en la vida espiritual [armonía, solidez, fortaleza] se alcanza por la perseverancia en construir cada día la amistad con Nuestro Señor. 

Es un error creer que de un día a otro amanece con gran fuerza espiritual, fe, piedad, etc. Podrán presentarse como unas rafagas de sentimientos de piedad, ganas de Dios y después se retiran. 

Anotaciones.

1º Santo Rosario.- Todos los días debe usted rezar el Santo Rosario, luchando con sus estados anímicos, tentaciones, máximas del mundo, problemas de familia y demás dificultades propias de la vida del hombre sobre la tierra. 

"Aconsejamos el Santo Rosario a todo el mundo: a los justos, para perseverar y crecer en la gracia de Dios, y a los pecadores, para salir de sus pecados." San Luis María G. de Montfort, El Secreto del Santo Rosario, rosa XLI.


1.1. Algunos creen piadosamente que la vida de Dios es totalmente paz, alegría, fortaleza; lo cual es una ilusión que desmorona, pues la vida de Dios es arduamente combatida por la naturaleza humana, por el demonio y por el mundo. La vida del hombre sobre la tierra es milicia.

1.2. La vida de Dios no es al ahí se va, a ver qué sale... No,  hay método, planes, maneras de evaluar; y no son los sentimientos ni los estados anímicos como se hacen las mediciones. 

1.3. Debe invertir dinero en su propia santificación, los gastos que surgen de frecuentar los sacramentos [transporte, tiempo, etc.], hacer un oratorio en su casa, algunos buenos libros, imagenes religiosas, etc. 

2º Perseverancia.- Con la repetición de los actos, todos los días, constancia, dedicación, el alma va cambiando, va robusteciendo su voluntad, su manera de pensar, Dios va dando nuevas gracias, el alma empieza a tomar un matiz propio de Dios. 

3º Vida Santa.- Conforme usted se vaya sintiendo, vaya adquiriendo costumbres santas, como la lectura espiritual cada día, magnífico; el uso de agua bendita, la meditación de las verdades eternas, un poco de estudio de la doctrina católica. 

Ánimo hermano pecador, inicie su vida, y será su alegría en la gloria eterna, el haber construido su vida en torno a Jesucristo Nuestro Señor y en torno a la Santísima Virgen María. 

Dios le bendiga.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.