La vida espiritual con profesionalidad.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Queridos hermanos pecadores en lucha por la gracia y amistad con Dios Nuestro Señor, Dios les bendiga. 

La vida espiritual, la vida de gracia y amistad con Dios Nuestro Señor, el vencimiento de las inclinaciones personales, la lucha contra el pecado, la práctica de las virtudes, el desarrollo de los dones que Nuestro Señor le dió a cada alma, debe en cuanto sea posible; poner inteligencia, estrategia, método, conocer las fortalezas y debilidades de cada uno, para no exponerse en el pecado, para impulsar la vocación de cada católico. 

No pocas veces, la vida del alma se hace 'al ahí se va, a ver que sale...' se concibe que el crecimiento depende totalmente de Dios Nuestro Señor, cuando forzosamente requiere la cooperación de la voluntad del hombre, pues Dios respeta la libertad de sus hijos. 

Anotaciones

1º Oraciones.- Un sencillo programa aplicable a la vida de cada uno, donde debe comprender lo fundamental: oraciones de la mañana, de la noche, santo Rosario diario, lectura espiritual y  examen de conciencia. [En esta pagina hay algunos folletos de oraciones, o escoger alguno que se le acomode a su tiempo y ritmo de vida.] 

1.1. Es fundamental en todas las etapas de la vida espiritual el rezo atento, devoto y pausado del Santo Rosario; no se juzgue por muy virtuoso que ocupa otras oraciones más excelentes, porque esa es una señal de muchísimo orgullo y soberbia. 

1.2. "Os aseguro que es muy peligroso, por no decir pernicioso, abandonar voluntariamente el rezo del Rosario bajo el pretexto de una unión más perfecta con Dios. El alma, sutilmente orgullosa, engañada por el demonio, hace todo cuanto puede interiormente para elevarse al grado sublime de las oraciones de los santos y desprecia y deja por esto sus antiguos rezos, buenos en su sentir para la generalidad de las almas." San Luis María G. de Montfort, El Secreto del Santo Rosario.


2º Estudio.- Cada día debe dedicar un tiempo al estudio de la doctrina católica, sobre todo buscar los libros autorizados por la Iglesia, los más apegados al magisterio, donde encontremos el sustento teológico de las enseñanzas de la Santa Madre Iglesia.

2.1. Un excelente libro es el Curso Superior de Religión del Padre Rafael Faría, el catecismos del Padre Ripalda.


3º Disposiciones.- No pocas veces se concibe que las cosas de Dios y del alma son cuando le nacen y lleva gusto de hacerlas, que no deben costar un sólo peso, que no le deben llamar la  atención o corregir, lo cual es un grave error, porque está siendo presa de los sentimientos, de los estados anímicos de la persona, y de falsos conceptos nacidos de la ignorancia y del orgullo; las cosas se deben hacer bien hechas, tenga ganas o no las tenga; si queremos despegar, crecer, no podemos estancarnos en los quereres del momento, en lo sentimental. 

3.1. Un buen católico, aunque sea un pecador, debe fortalecer su voluntad: rezar su Rosario, sus oraciones, su lectura espiritual no cuando se sienta bien o con ánimo; muy al margen de sus momentos personales, todos los días y con ánimo, con ganas, con deseo de perfección espiritual, no, como quien lo hace a la fuerza. 

3.2. En una ocasión le preguntaron a San Bernardo: ¿Qué se necesita para ser santo? Querer respondió, efectivamente, hace falta querer, ganas de hacer las cosas no un día, sino siempre y bien hechas. 

Queridos hermanos, a vivir la vida con alegría, con energía y muchísima devoción a la Santísima Virgen María. 

Dios le bendiga.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.