La voluntad de Dios es vuestra santificación.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


“Esta es la voluntad de Dios, a saber, vuestra santificación, que os abstengáis de la fornicación, que sepa cada uno de vosotros usar del propio cuerpo santa y honestamente, no con pasión libidinosa, como lo hacen los gentiles, que no conocen a Dios; y que nadie oprima a su hermano, ni le engañe en ningún asunto; puesto que Dios es vengador de todas estas cosas como ya antes os hemos dicho y protestado;porque no nos ha llamado Dios a la inmundicia, sino a santidad. Así que quien menosprecie estos preceptos, no desprecia a un hombre, sino a Dios, que es el autor de ellos, y el cual asimismo nos ha dado su santo Espíritu.” Tesalonicenses IV, 3-8. 

La santidad o amor de Dios, amados hermanos, se alcanza en el fiel cumplimiento de la voluntad de Dios, independientemente de los sentimientos y estados anímicos, pero, ésta santificación es como el crecimiento de nuestro cuerpo, muy despacio, casi imperceptible, por ello no desanimarse, el medio  más adecuado, es el rezo meditado y perseverante del Santo Rosario, todos los días, santo Rosario hace santos.



Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.