Lo más importante es vivir en gracia de Dios.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Queridos hermanos, hay un descuido frecuente: hacer muchas cosas, trabajar en el apostolado, en la obra de Dios, descuidando la propia salvación.

Lo más importante es vivir en gracia y amistad con Dios Nuestro Señor, el principal impedimento es el pecado, sea cual sea.

Cuando una persona muere en gracia de Dios salva su alma, aunque haya tenido la desgracia de haber cometido muchos pecados, pero hizo buena confesión, sincero arrepentimiento.

No confundirnos, no se trata de hacer mucho, sino de vivir en gracia de Dios, de no cometer pecado, de luchar frecuentemente con nosotros mismos para vivir en gracia de Dios. De esa amistad con Nuestro Señor, vive dentro de todo católico en gracia el autor de nuestra vidas: "vendremos a él y haremos mansión dentro de él..."

Comentarios

1º Procura confesarte con frecuencia, apartarte del pecado mortal, evitar las ocasiones en que te expones a pecar: ciertas amistades, lugares, diversiones, pláticas, películas, etc.

2º Para tener la fuerza de apartarse del pecado, de resistir a la tentación, requiere la gracia de Dios, la asistencia divina, ¿Cómo alcanzarla? Hay que pedirla, pero, el medio más eficaz es el rezo piadoso, devoto y constante del Santo Rosario, todos los días rezad con paz el santo Rosario, pronto verá en su vida la gracia de Dios que lo irá conduciendo a una vida de unión con Nuestro Señor Jesucristo. 

"Si confío en Vos, ¡Oh Madre de Dios!, seré salvo; defendido por Vos, nada temeré; con vuestra protección y auxilio perseguiré y pondré en fuga a mis enemigos, porque vuestra devoción es un arma que Dios da a aquellos que quiere que se salven." San Juan Damasceno, Serm. de Anun.

Dios te bendiga.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Etiquetado:  alimento para el alma

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.