Milagro del Santo Rosario en Paraguay.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

“Dos niñas, hermanitas, estaban  la puerta de su casa rezando devotamente el Santo Rosario. Aparéceles una hermosa Señora, la cual se aproxima a la más pequeña, que tenía de seis a siete años, la toma y se la lleva.Su hermana mayor la busca, llena de turbación, y, desesperada de po derla encontrar, vuelve a su casa llorando. 

El padre y la madre la buscan dos días sin encontrarla.Pasado ese tiempo, la encuentran a la puerta con su rostro alegre y gozoso. Pregúntanle de dónde viene y contesta que la Señora a quien rezaba el Rosario la había llevado a un lugar muy hermoso, y le había dado a comer cosas muy buenas, y había colocado en sus brazos a un Niño bellísimo.

El padre y la madre, recién convertidos a la fe, llamaron al Padre Jesuita que los había instruido en ello y en la devoción del Santo Rosario, y le contaron lo que había pasado. De sus propios labios lo hemos sabido nosotros. Aconteció en el Paraguay.”


San Luis María G. De Montfort, El Secreto Admirable del Santo Rosario.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.