No viva en el pasado, en el hubiera sido.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Queridos hermanos, una tentación que suele desgastar el alma, es renegar o quejarse de la situación en que vive hoy día, culpandose Usted de una mala elección en el pasado: 'hubiera hecho esto', 'si hubiera obrado así ahora estaría mejor'... 

Consideraciones

1º Dios a todos concede las gracias necesarias para la salvación eterna, sea en el matrimonio, celibato o estado religioso; porque somos sus hijos adoptivos pos la gracia del santo Bautismo. 

Si por ignorancia, terquedad, debilidad o lo que sea, se tomo una mala decisión; Dios Nuestro Señor en su infinita misericordia lo ha permitido para santificación de su alma y ejercicio de la santa virtud de la humildad. En consecuencia, corregir lo que haya que corregir, tomar su cruz [conjunto de penalidades propias de su vida] y seguir a Cristo viviendo en gracia de Dios. 


2º Todos tenemos una Cruz. Suele el alma ingenua pensar que algunas almas no sufren o todo es 'miel sobre hojuelas', aquí en la tierra todos tenemos la cruz de nuestro tamaño y las gracias necesarias para santificarnos en cada situación de nuestra vida.


3º Deje de culpar al mundo o de recriminarse Usted, porque en ello no hay ganancia, y ponerse a trabajar en la santificación de nuestra alma; con este o con aquél carácter, o estado de vida, situación económica, salud, edad, etc. 

Rezad el Santo Rosario todos los días, abrir los ojos para ver el mejor camino para nuestra salvación eterna, vivir felices con al voluntad de Dios en nuestra vida. 

Ánimo, Dios te bendiga.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Etiquetado:  alimento para el alma

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.