¿Por qué no eres feliz?


16 Mar
16Mar

Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


¿Por qué el hombre no es feliz, por qué no alcanza su realización? El ser humano ha sido creado por Dios Nuestro Señor, el único que tiene el poder para hacer una obra de esta magnitud; grande es su misericordia que su intención es hacernos participes, compartir con nosotros su gloria, por tal motivo el hombre es creado a imagen y semejanza de Dios Nuestro Señor. 

Et creavit Deus hominem ad imaginen suma; "Y crió Dios al hombre a su imagen" Genesis I, 27. 


Consideraciones


1.- El hombre esta íntimamente relacionado con Dios por ser el autor de su existencia.

La realización de una persona esta ligada a desarrollar sus potencialidades, dones y habilidades, todo sin cometer pecado mortal, lo cuál, debido a su constitución formativa, a su estructura personal. El pecado es la suma de todos los males en la vida del hombre: "El estipendio y paga del pecado es la muerte." Epístola de San Pablo a los Romanos VI, 23. 

El hombre en gracia de Dios esta constituido para ser templo de Dios, para que la Santísima Trinidad habite en su alma, ¡esa es la constitución del hombre!, por ello tiene un grave problema cuando se aparta de Dios, autor de su vida.

"Todo pecado está, en relación con el diablo. En todo pecado, el hombre se deja influenciar por el seductor original." Michael Schmaus, Teología Dogmática, tomo II, página 274.


2º La ruina del hombre esta en el pecado.

En el pecado se encuentra el termino de la felicidad, la muerte del matrimonio, de la juventud, de la sociedad; sea cualquiera que sea el pecado, destruye una persona, porque es la puerta por donde entra Satanás. "El estipendio y paga del pecado es la muerte."


3º Aprender a ser feliz.

Tu felicidad inicia con el estado  de gracia, para lo cual requieres estar bautizado, tener la fe verdadera y no cometer pecado, confesarse para purificar tu alma.

¿cómo iniciar una persona que tiene la fe católica pero se encuentra esclavizado al pecado mortal?

1º Aceptar que tiene un problema y necesita ayuda.

2º Hacer una buena confesión.

3º Tomar como medio y camino el rezo despacio y atento del Santo Rosario, medio adecuado para abandonar el pecado y alcanzar la salvación eterna, pero con fe, energía, entusiasmo, perseverancia, ¡con ganas y hambre de hacerse santo!

4º Más adelante cambiar amistades, lugares que frecuenta, libros, películas, sitios de internet [evitar ocasiones de pecado], pero lo fundamental es el Santo Rosario.

"Aún cuando os hallaseis en el borde del abismo o tuvieseis ya un pie en el infierno; aunque hubieseis vendido vuestra alma al diablo; aun cuando fueseis un hereje endurecido y obstinado como un demonio, tarde o temprano os convertiréis y os salvaréis, con tal que (lo repito, y notad las palabras y los términos de mi consejo) recéis devotamente todos los días el Santo Rosario hasta la muerte, para conocer la verdad y obtener la contrición y el perdón de vuestros pecados." San Luis María G. de Montfort, El secreto del Rosario.


Dios te bendiga, y mucho coraje para perseverar con inteligencia, perseverancia y buena voluntad.




Ave María Purísima, sin pecado original concebida.






Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.