Rezar el santo Rosario con modestia


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


"Añado que es preciso rezar el santo Rosario con modestia; es decir, en cuanto se pueda de rodillas, con las manos juntas y entre ellas el Rosario. No obstante, en caso de enfermedad puede rezarse en la cama; de viaje, puede rezarse caminando; y si, por alguna enfermedad, no se puede rezar de rodillas, puede rezarse en pie o sentado. Puede  también rezarse trabajando, cuando no es posible dejar el trabajo, para satisfacer los deberes de la profesión, porque el trabajo manual no siempre es contrario a la oración vocal.

Confieso que nuestra alma, por su limitación, cuando está atenta al trabajo de las manos, lo está menos a las operaciones del espíritu, tales como la oración; pero sin embargo, de imponerlo la necesidad, tiene también su precio esta oración ante la Santísima Virgen, que recompensa más el buen deseo del corazón que el acto exterior.

Os aconsejo dividir el Rosario en tres partes y tres tiempos diferentes del día; es preferible dividirlo así a rezarlo todo de una vez."

Obras de San Luis María G. de Montfort, BAC, 1953, página 379.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.