Salva tu alma, deja de culpar a los demás.


09 Apr
09Apr


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


Queridos hermanos, en la vida presente difícilmente tendremos todo a nuestra voluntad, particularmente en el camino de nuestra salvación eterna, a nuestro humano pensamiento. 

Cada día la destrucción del orden cristiano es evidente, la paganización del pueblo católico, el desprecio de la religión, la debacle de los hombres de Iglesia es una realidad, que hacen evidentes las palabras del texto evangélico: 

"Erit enim tunc tribulatio magna, qualis non fuit ab initio mundi usque modo, neque fiet. Et nisi breviati fuissent dies illi, non fieret salva omnis caro". 

"Porque habrá entonces una gran tribulación, cual no fué desde el principio del mundo hasta ahora, ni será. Y si no fuesen abreviados aquellos días, ninguna carne seria salva, mas por los escogidos aquellos días serán abreviados." Evangelio de San Mateo XXIV, 21. 


Consideraciones


1º Ocúpese de su salvación eterna, de vivir en gracia de Dios Nuestro Señor. 

El mal es evidente, la crisis de la Iglesia católica es palpable en su elemento humano por permisión de la Divina Providencia para bien de los que aman a Dios Nuestro Señor. 

Los católicos se obnubila su entendimiento, se aturden perdiendo la capacidad de ubicarse en el aquí y ahora, ocupándose en cuestiones secundarias. Se pierde tiempo en criticas, señalamientos de todo lo malo y terminan por conformarse en no ser tan malo como los demás. 

¡Despierta católico! "Porque habrá entonces una grande tribulación, cual no fué desde el principio del mundo hasta ahora, ni será." Ocuparse de vivir en gracia de Dios, de frecuentar los santos sacramentos de la verdadera Iglesia Católica, si no tiene la fortuna de tenerlos cerca, al menos haga un esfuerzo de recibirlos cada vez que sus posibilidades lo permitan, ¡es la mejor inversión de su vida!; procure rezar cada día el Santo Rosario con atención, de rodillas; instrúyase en la fe católica, tenga cada día treinta minutos de lectura espiritual, meditación, viva santamente, y deje al mundo. 

Qui autem perseveraverit usque in finem, hic salvus erit. "Mas el que perseverare hasta el fin, este será salvo." Evangelio de San Mateo XXIV, 13.



2º La espantosa abominación en el lugar santo. 

Nuestro Divino Redentor en su infinita sabiduría, predijo la gran tribulación en el mundo, teniendo como origen la presencia de Satanás en la parte humana de la Iglesia Católica, teniendo como fruto la abrogación del Santo Sacrificio del Altar, la apostasía, la falsa doctrina, la confusión, la flagelación del cuerpo místico de Nuestro Señor Jesucristo.

  • "Cum ergo videritis abominationem desolationis, quae dicta est a Daniele propheta, stantem in loco sancto, qui legit, intelligat."  Por tanto, cuando viéres que la abominación de la desolación, que fué dicha por el profeta Daniel, está en el lugar santo, el que lee entienda... Porque habrá entonces una grande tribulación, cual no fué desde el principio del mundo hasta ahora, ni será. Evangelio de San Mateo XXIV, 15. 

  • "Et erit in templo abominatio desolationis: et usque ad consummationem et finem perseverabit desolatio." Y Será en el templo la abominación de la desolación, y durará la desolación hasta la consumación y el fin. Profeta Daniel IX, 27. 

  • "Et a tempore cum ablatum fuerit juge sacrificium, et posita fuerit abominatio in desolationem, dies mille ducenti nonaginta. Beatus, qui expectat." Y desde el tiempo en que fuere quitado el sacrificio perpetuo, y fuere puesta la abominación para desolación, serán mil doscientos y noventa días. Bienaventurado el que espera. Profeta Daniel XII, 11.

  • "Et civitatem sanctam calcabunt mensibus quadraginta duobus."  Y hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. Apocalipsis XI, 2. 

  • "Et sermones contra Excelsum loquetur, et sanctos Altissimi conteret". Y hablará palabras contra el Excelso, y atropellará los santos del Altísimo. Profeta Daniel VII, 25.


La espantosa abominación en el lugar santo, es la presencia de Satanás en la Santa Iglesia Católica, en su parte humana, el fruto es la abrogación del Santo Sacrificio, una doctrina nueva.



3º La Santa Misa instituida a perpetuidad es oficialmente abrogada, en su lugar el ‘Novus Ordo Missae’.


3.1. Juan XXIII.

  • Angelo Giuseppe Roncalli, "Juan XXIII" el 25 de julio de 1960, emitió el “Moto Proprio: Rubricarum Instructum” con la que reformaba las rúbricas del Breviario Romano y del Misal Romano para la Iglesia Universal: '1.° Mandamos que todos los que siguen el rito romano observen, desde el 1 de enero del año 1961, el nuevo código de rúbricas del Breviario y del Misal romano'.

  • “2.° El mismo día 1 de enero de 1961 dejan de tener vigencia las Rubricae generales del Breviario y del Misal romano, así como las Additiones et Variationes a las rúbricas del Breviario y del Misal romano conforme a la Bula Divino afflatu de nuestro Predecesor San Pío X, que ahora se encuentran al comienzo de esos libros litúrgicos. Del mismo modo cesa de tener vigencia el Decreto general de la Sagrada Congregación de Ritos sobre la simplificación de las rúbricas, del 23 de marzo de 1955, que ha sido refundido en el nuevo texto de las rúbricas. Quedan abrogados también los decretos y respuestas a las dudas de la misma Sagrada Congregación, que no se compaginan con la nueva redacción de las rúbricas.” “Moto Proprio: Rubricarum Instructum” 25 de julio de 1960.

  • La Sagrada Congregación de Ritos, emitió un “Decreto General, por el cual se promulga el nuevo código de rubricas del Breviario y Misal Romanos” el 26 de julio del año 1960, el cual dice textualmente: “El nuevo Código de rúbricas del Breviario y Misal romanos, que aprobó Nuestro Santísimo Señor, Juan Papa XXIII, por las Letras Apostólicas Rubricarum instructum, del 25 de julio de este año, dadas motu propio, y  lo declaran promulgado la S. Congregación de Ritos por este Decreto general para que se inserte en las nuevas ediciones del Breviario y Misal romanos, y se observe por todos a los que atañe, desde el día 1º de enero del año próximo de 1961. Y para que los libros litúrgicos que están actualmente en uso puedan seguir utilizándose, al Código de rúbricas se añaden “Variaciones” para la adaptación del Breviario, del Misal, y del Martirologio. En el palacio de la S. Congregación de Ritos, el día 26 de julio del año de 1960. Cayetano Card. Cicognani, Obispo de Túsculo, Prefecto. Enrique Dante, secretario.”


3.2. Concilio Vaticano II.

  • “Preparen cuanto antes, de acuerdo con la nueva edición del Ritual romano, rituales particulares acomodados a las necesidades de cada región, también en cuanto a la lengua y, una vez aceptados por la Sede Apostólica, empléense en las correspondientes regiones.” Concilio Vaticano II, Constitución sobre la sagrada liturgia, 63, b. 

  • “Revísese el rito del bautismo de niños y adáptese. Concilio Vaticano II, Constitución sobre la sagrada liturgia, 67. 

  • “Redáctese también un rito más breve que pueda ser usado” Concilio Vaticano II, Constitución sobre la sagrada liturgia, 68. 

  • “Revísese también el rito de la confirmación...  Revísense el rito y las formulas de la penitencia...  Revísense los ritos de las ordenaciones.... Concilio Vaticano II, Constitución sobre la sagrada liturgia, 68.

  • “Para que las fiestas de los santos no prevalezcan sobre los misterios de la salvación, déjese la celebración de muchas de ellas a las iglesias particulares, naciones o familias religiosas, extendiendo a toda la Iglesia sólo aquellas que recuerden a santos de importancia realmente universal.”  Concilio Vaticano II,  Constitución sobre la sagrada liturgia, 111.

  • “Manténgase firmemente la práctica de exponer imágenes sagradas a la veneración de los fieles; con todo, que sean pocas en número" Concilio Vaticano II, Constitución sobre la sagrada liturgia, 125.


 3.3. 'Novus Ordo Missae.' 

  • El 3 de abril de 1969 Giovanni Battista  Montini, 'Pablo VI', promulgó la Constitución Apostólica: 'Missale Romanum',  que entró en vigor el día 30 de noviembre de 1969, la edición latina del nuevo misal romano se publicó definitivamente el 11 de mayo de 1970. 

  • "Se han omitido, en efecto, «aquellas cosas que, con el correr del tiempo, se duplicaron o fueron añadidas sin particular utilidad» [Cf. CONC. VAT. II, Const. sobre la Sagrada Liturgia, Sacrosanclum Concilium, n. 50, p. 114.], lo que se verificaba sobre todo en los ritos del ofertorio, de la fracción del pan y de la Comunión."  Pablo VI, Constitución Apostólica: 'Missale Romanum', 3 de abril de 1969.

  • "Para terminar, Nos queremos dar fuerza de ley a cuanto hemos expuesto hasta ahora acerca del nuevo Misal Romano." Pablo VI, Constitución Apostólica: 'Missale Romanum', 3 de abril de 1969.

  • "Ordenamos que las prescripciones contenidas en esta Constitución entren en vigor el día 30 del próximo mes de noviembre del corriente año, primer domingo de Adviento. Queremos, además, que cuanto hemos establecido y prescrito tenga fuerza y eficacia ahora y en el futuro, sin que obsten, si fuere el caso, las Constituciones y Ordenaciones Apostólicas emanadas de Nuestros Predecesores, o cualquier otra prescripción, incluso digna de especial mención y derogación. Dado en Roma, junto a San Pedro, el día de Jueves Santo, 3 de abril de 1969, año sexto de Nuestro Pontificado." Pablo VI, Constitución Apostólica: 'Missale Romanum', 3 de abril de 1969.



4º Apostasía casi general.

  • Apostasía.- "Acción y efecto de apostatar." Apostatar.- (De apóstata) n. "Negar la fe de Jesucristo recibida en el bautismo." página 79. Diccionario de la lengua castellana, por la Real Academia Española, décima tercera edición, año 1899.

  • Las personas que regularmente se consideran católicas asisten a una "misa" nueva instaurada en 1969 en total oposición al Santo Sacrificio del Altar, en su mayoría son educados en instituciones anticatólicas con doctrinas heréticas, se han adaptado a los tiempos presentes conservando una sombra pálida de la fe de Nuestro Señor Jesucristo unida a doctrinas no católicas. 

  • El católico que vive la apostasía no ama a Dios Nuestro Señor por sobre todas las cosas, antepone al hombre sobre Dios, no cumple los mandamientos, tiene su manera de pensar en materia de fe y religión que a él le parece útil, conveniente.

  • "Y no os dejéis seducir de nadie en manera alguna: porque no será, sin que antes venga la apostasía, y sea manifestado el hombre de pecado, el hijo de la perdición, el cual se opone, y se levanta sobre todo lo que se llama Dios, o que es adorado, de manera que se sentará en el templo de Dios, mostrándose como si fuese Dios." Epístola 2ª de San Pablo a los Tesalonicenses II, 3.

  • "Porque ya esta obrando el misterio de la iniquidad: solo que el esta firme ahora, manténgase, hasta que sea quitado de enmedio. Y entonces se descubrirá aquel perverso, a quien el Señor Jesús matará con el aliento de su boca, y le destruirá con el resplandor de su venida. La venida de aquel es según operación de Satanás, en toda potencia, y en señales, y en prodigios mentirosos. Y en toda seducción de iniquidad para aquellos que parecen: porque no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por eso les enviará Dios operación de error, para que crean a la mentira. Y sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, antes consintieron a la iniquidad."  Epístola 2ª de San Pablo a los Tesalonicenses II, 7.


5º ¿Que hacer? 

Amar y servir a Dios Nuestro Señor en el cumplimiento de sus sagrados mandamientos, conservar la fe católica contenida en el Magisterio inerrable de la Santa Madre Iglesia Católica, vivir en gracia de Dios o por lo menos en la lucha haciendo todo para sostener la gracia en nuestra alma, no contaminarse de la perversión anticristiana en las condiciones particulares que Dios Nuestro Señor halla dispuesto para Usted. 

En particular procurar tener la verdadera devoción a la Santísima Virgen María, puede estudiar el libro de San Luis María G. de Montfort sobre el tratado de la verdadera devoción, rezar cada día el Santo Rosario a la Bienaventurada Siempre Virgen María, [rezarlo despacio, de rodillas, con una cera encendida], en sintesis, buscar por todos los medios el reino de los cielos y dejar de culpar al universo mundo, dejar de exigir, dejar de quejarse y ocuparse en adquirir la verdadera devoción a la Santísima Virgen María. 


"Aún cuando os hallaseis en el borde del abismo o tuvieseis ya un pie en el infierno; aunque hubieseis vendido vuestra alma al diablo; aun cuando fueseis un hereje endurecido y obstinado como un demonio, tarde o temprano os convertiréis y os salvaréis, con tal que (lo repito, y notad las palabras y los términos de mi consejo) recéis devotamente todos los días el Santo Rosario hasta la muerte, para conocer la verdad y obtener la contrición y el perdón de vuestros pecados." San Luis María G. de Montfort, El secreto del Rosario.



Dios le bendiga.


                                                

    

      

    






Ave María Purísima, sin pecado original concebida.






Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.