Alimento para el alma #Alimento para el alma


El alma se fortalece con la oración, la meditación, la lectura espiritual, con las obras santas; toma de éste espacio lo que te ayude a ser bueno y santo, grato a Dios y a la Bendita Madre de Dios.

Un milagro asombroso de San Estanislao, Obispo Cracovia, dónde es evidente la malicia del hombre, la justicia de Dios, la oración de los santos y la existencia del purgatorio.

Más información

"En el crisol de la tribulación y de la tentación es donde los verdaderos Amigos de la Cruz se purifican por su paciencia, en tanto que sus enemigos desaparecen en humo por su impaciencia y murmuraciones." San Luis María G. de Montfort, Carta a los amigos de la Cruz, No. 29.

Más información

Lo importante es su vida, no las personas con quien vive o las circunstancias favorables o adversas en orden a la salvación eterna, no se confíe ni exima responsabilidades por los tiempos que le tocaron vivir: trabaje con inteligencia.

Más información

Por ruegos de María Santísima muchas almas se han salvado.

Más información

Se requiere determinación, para llevar una vida verdaderamente de Dios o espiritual, no sólo en los días de gran piedad sensible, sino siempre.

Más información

Cuando un buen católico trata de hacer el bien, de portarse santamente, suele ser atacado por diversos motivos, en el fondo: odio al bien que hace.

Más información

No es suficiente creer en la verdades eternas, es indispensable la voluntad para hacer lo que Dios Nuestro Señor quiere de cada uno de nosotros, debemos esforzarnos por tener obras que concuerden con nuestra fe católica; son las obras y no las palabras [sin obras] las que hablan que hay en el corazón de cada persona.

Más información

El mundo esta lleno de peligros para el alma, vivir en el porque es la voluntad de Dios, tratando de cumplir los santos mandamientos, con el santo temor de Dios.

Más información

Muchas personas tienen un ensueño permanente, ajeno a la realidad, donde les gustaría vivir santamente, es un error. Ubíquese en la realidad y trabaje por vivir cristianamente dónde se encuentre ahora.

Más información

El mayor peligro que vivimos cada día en forma inadvertida, es la posibilidad real y verdadera de condenación eterna de nuestra propia alma en las llamas eternas del infierno.

Más información

Un hombre que tenía una enfermedad para salvarse, una enfermedad que era su compañera de viaje para asegurar su salvación eterna.

Más información

La muerte es el resumen de la vida, ¿En quién pone su confianza y seguridad... en Dios o en las riquezas? Debemos prepararnos implorando la misericordia de Dios con nuestras obras.

Más información