Vivimos en el mundo pero no somos del mundo.


28 Dec
28Dec


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


Con ganas de vivir con Nuestro Señor Jesucristo, con amor y devoción de llevarlo en nuestro cuerpo como en altar consagrado a su sagrada realeza el día glorioso del santo bautismo en una vida católica, con un corazón contrito y humillado. 

Mortui enim estis, et vita vestra est abscondita cum Christo in Del. "Porque estas ya muertos y vuestra vida está escondida en Cristo Dios." San Pablo a Colosenses III, 3.

Un alma que viva con Cristo y para Cristo no es de este mundo, es un alma que no encaja en la sociedad presente, que lo quieren pero lo rechazan porque no es como los demás, porque su vida lleva el buen olor de Cristo y los espíritus del mundo se admiran al tiempo que los rechaza sin ellos saber el misterio de su distanciamiento. 


Consideraciones 


1º Cuando uno quiere vivir santamente, vida de Dios, parece imposible vivir, porque es una manera de vivir contraria al mundo, pero no debe sorprendernos porque no somos del mundo, somos para vivir santamente en esta vida y amara a Dios eternamente en el cielo. 

"Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo que era suyo; mas porque no sois del mundo, antes yo os escogí del mundo, por eso os aborrece el mundo." Evangelio de San Juan XV, 19.


2º Ánimo hermanos pecador, poco del interesarnos lo que piense el mundo y su gente, las criticas y los señalamientos de carne, mucho menos debemos cometer el error de querer ser el amigo de todos, de agradar a todos, de quedar bien con todos, cuando al único que debemos amar y servir es a Jesucristo Nuestro Señor.


3º Procura vivir en gracia de Dios, rezar el santo Rosario, conocer la doctrina católica y apartarte de las ocasiones de pecado, inmola tu vida como cordero en sacrificio en el cumplimiento de los santos mandamientos, no te preocupes de no tener amigos, ¿qué amigos se pueden tener en los días presentes?... El único amigo es Dios Nuestro Señor, por ello no caigamos en la tentación de ser el amigo de todos, de hacer lo que todos hacen, de ser como los demás.

Dios te bendiga.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.