Escritos católicos.


Temas diversos relacionados con nuestra fe y religión, ayudan bastante para fortalecer el alma del buen católico inmerso en los problemas sociales de nuestros días.

La sana razón reclama una primera causa incausada un Ser superior al sol, que no tenga causa de sí, es decir que siempre haya existido, porque repugna la serie infinita de causas. Si no hay un primer ser, los demás seres quedan sin razón suficiente.

Más información

Caridad no es sentimentalismo que consiente todos los errores y atropellos de los demás.

Más información

Tengamos por cierto que con cualquier carácter, con cualquier temperamento se puede ir al cielo y que sería peligrosísimo querer uno cambiar de carácter.

Más información

De manera, que en vos está la causa de vuestra inquietud e impaciencia y no en vuestros hermanos.

Más información

Aquí está el problema, de aquí parte el vacío existencial, nuestra desolación, las cosas materiales nunca llenaran nuestro corazón que se hizo para Dios.

Más información

Cuántas almas sufren lo indecible por el mundo y sus vanidades, por ofrecerle a sus hijos lo mejor… y al fin le ofrecen lo peor…

Más información

Dios Nuestro Señor busca no la muerte del pecador, sino la enmienda, la corrección, que vuelva al rebaño porque son sus ovejas, porque le han costado la vida, pero, como a nosotros no nos costaron ni una gota de sangre, por eso nos comportamos en ocasiones tan severos, sin piedad…

Más información

Nosotros debemos confiar plenamente en Dios, solo en el Señor Omnipotente debemos abandonarnos plenamente, absolutamente y buscar por todos los medios el reino de los cielos, y todas las demás cosas se os darán por añadidura.

Más información

El imperio de maldad que Lucifer extiende sobre la tierra tiene principio y término, porque no es el fin ni del mundo, ni del hombre.

Más información

El primer engaño es prometerme muchos años de vida y echar trazas de lo que tengo que hacer en ellos, como si esto dependiera solamente de mi voluntad y no de la de Dios.

Más información

Hermano pecador que lees estas humildes palabras, es de humanos pecar, es de humanos tropezar, pero, es de héroes y de santos levantarse.

Más información

El objetivo de nuestra vida debe ser el motor secreto que nos alimente, que nos sostenga en nuestras miserias, que nos frene en las victorias, es lo inseparable de nosotros.

Más información