El Santo Rosario impide sea formalmente un hereje.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.

"Creedme, amados cofrades del Rosario : ¿queréis llegar a un alto grado de oración sin afectación y sin caer en las ilusiones del demonio, tan frecuentes en las personas de oración? Rezad diariamente, si podéis, el Rosario o al menos una parte de él.


¿Habéis llegado a él por la gracia de Dios? Si queréis conservaros y crecer en la humildad, conservad la práctica del Rosario, porque un alma que rece el Rosario todos los días, jamás será formalmente herética ni engañada por el demonio; es una afirmación que rubricaría con mi sangre."


San Luis María G. de Montfort, El Secreto del Santo Rosario, Rosa XXV.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.