Aventajan en malicia a los católicos.


02 Nov
02Nov

El judío es algo excepcional en el mundo, diferente a todos los hombres, debido a que el judío en palabras de Nuestro Señor Jesucristo: es el hijo del diablo: “Vosotros sois hijos del diablo, y así queréis satisfacer los deseos de vuestro padre; él fue homicida desde el principio; y, criado justo, no permaneció en la verdad; y así no hay verdad en él, cuando dice mentira, habla como quien es, por ser de suyo mentiroso y padre de la mentira… A lo que respondieron los judíos diciéndole: ¿No decimos bien nosotros que tú eres un samaritano, y que estas endemoniado?” Evangelio de San Juan, VIII, 44

El judío, es un misterio que se ha conservado a través de los siglos en sus tradiciones y enseñanzas, acomodándose a todos los pueblos en lo exterior, pero conservando siempre sus creencias y costumbres.

Si bien es cierto, el pueblo judío, era el pueblo bendito por el mismo Dios; como el demonio, era Luzbel, quien no permaneció en la verdad y se hizo malo, perverso, se hizo demonio: criado justo, no permaneció en la verdad; usando de su libertad para su perdición.

Los judíos se hicieron malos, cuando se rebelaron contra Dios, planearon su muerte y clamaron: “¡Crucifícale, crucifícale!... Nosotros tenemos una ley, y según esta ley debe morir, porque se ha hecho Hijo de Dios.” San Juan XIX, 6

“A lo cual respondiendo todo el pueblo, dijo: Recaiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos. Entonces les soltó a Barrabás; y a Jesús, después de haberlo hecho azotar, lo entrego en sus manos para que fuese crucificado.” San Mateo XXVII, 25. 

¿Todos los judíos son malos? Así como en un pantano puede nacer una flor hermosa, así entre los judíos, puede haber algunos hombres de buen corazón. Para Dios, todo es posible.

Es un error catalogar al judío como una persona común, como cualquier parroquiano que asiste a la santa misa los domingos. El judío es el hijo del diablo, esto debe quedar bien claro: Vosotros sois hijos del diablo, lo dice Nuestro Señor Jesucristo, en quien no puede haber mentira, error ni engaño.

¿Cuáles son los deseos del pueblo judío?... Nuestro Señor Jesucristo, la verdad absoluta dice: queréis satisfacer los deseos de vuestro padre; y ¿Cuáles son los deseos del diablo, padre de los judíos…?  Claramente lo explica San Bernardo: “Ningún otro deseo tiene el demonio, ningún otro negocio, ningún otro empeño que perder nuestra alma”


Por lo cual, los deseos del pueblo judío son la perdición de las almas, particularmente, de las más amadas de Dios Nuestro Señor.


Analicemos las sagradas enseñanzas judías, desde luego simepe negadas:

•    “Los judíos nunca deben cesar de exterminar a los Goim –cristianos-; no les debe dejar nunca en paz…” Aboda Zarah (26b) Talmud

•    “A los cristianos se les debe matar sin misericordia” Aboda Zarah (26b) Talmud

•    “El israelita está obligado a poner todo su empeño en quitar las espinas de la viña, esto es, en arrancar y en extirpar a los cristianos de la tierra; no se puede dar alegría mayor a Dios bendito que ésta que hacemos exterminando a los impíos y a los cristianos de este mundo.” SepherOr Israel. Fol. 180

•    “Los judíos no deben escatimar ningún esfuerzo en combatir a los tiranos que los mantienen en este Cuarto Cautiverio a fin de ser libres.  Deben combatir a los cristianos con astucia y nada debe hacer para evitar que les suceda algún mal: sus enfermos no deben ser atendidos, no se debe ayudar a las mujeres cristianas en el momento del parto, ni tampoco deber ser salvados cuando estén en peligro de muerte” Zohar (1, 160) Talmud

•    “Los judíos son llamados humanos de condición, pero los no judíos no son humanos. Ellos son bestias.” Baba mezia, 114 b

•    “Jehová creó al no judío en forma humana para que el judío no sea servido por bestias. Por lo tanto, el no judío es un animal en forma humana, condenado a servir al judío de día y de noche”. Midrash Talpioth, 255 1, Warsaw 1.855.

•    “Asesinar un goyim es lo mismo que matar a un animal salvaje”. Sanhedrin 59 a.

•    “Todas las propiedades de las otras naciones pertenecen a la nación judía, la cual, por consiguiente, tiene derecho a apoderarse de todo sin ningún escrúpulo”. Schulchan Aruch, Choszen Hamiszpat 348.



Estos principios en la mente de un niño judío hacen la diferencia con la concepción católica: “Amarás al Señor Dios tuyo y de todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente: este es el máximo y primer mandamiento; el segundo es semejante a éste, y es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Evangelio de San Mateo  XXII, 36


Por esto los judíos aventajan en malicia a los católicos, tienen una mente y una formación sin escrúpulos, dispuestos a sacar ventaja de todo y abusar de los ingenuos.



La historia de la Iglesia Católica muestra como los mismos Papas mandaron quemar el Talmud judío: “(Los Sumos Pontífices) Gregorio IX y Honorio IV mandaron recoger los libros del Talmud, por el odio que respira y las horrendas calumnias que contiene contra Cristo y el cristianismo.”  Historia de la Iglesia Católica, Llorca, Villoslada, Laboa; BAC, 1959, Tomo II, Parte II, Cap. XIV, pg. 737.

Por lo cual sostenemos que el Talmud judío es perverso y alimentado en el odio del diablo, padre de los judíos: “Vosotros sois hijos del diablo, y así queréis satisfacer los deseos de vuestro padre;”  Evangelio de San Juan, VIII, 44

Te invito amigo lector a estudiar el problema judío, raíz y fundamento del agudo problema de la Iglesia Católica, de la debacle de los gobiernos y de la sociedad actual.

Estas enseñanzas, son anormales, perversas… por esto el judío es algo excepcional en el mundo, diferente a todos los hombres, debido a que el judío es el hijo del diablo, en palabras de Nuestro Señor Jesucristo. Las cosas se agravan, cuando encontramos judíos practicantes, aparentando ser sacerdotes católicos, señorees obispos e incluso "Papas"









Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.