Instrucción religiosa #ejercicios de perfección cristiana


Nadie ama lo que no conoce: para amar, defender, y tener devoción verdadera, debe instruirse en la Doctrina Católica.

En castigo de los juicios, Dios suele, dejar caer en las mismas faltas que critica.

El cuerpo, es instrumento de nuestra santificación o de nuestra perdición, por ello, el rigor de los santos monjes en la mortificación, para lograr con la gracia de Dios, hacer del cuerpo y fiel aliado de la salvación eterna.