Instrucción religiosa #Teología Ascética


Nadie ama lo que no conoce: para amar, defender, y tener devoción verdadera, debe instruirse en la Doctrina Católica.

La envidia es una tendencia a entristecerse del bien del prójimo como si fuera algo que merma o disminuye nuestra superioridad. Muchas veces va acompañada del deseo de ver al prójimo privado del bien que nos deslumbra.