Sagradas escrituras Nacar Colunga; año 1944.