Matrimonios


“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y unirse ha con su mujer, y serán dos en una sola carne. Así que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios, pues, ha unido, no lo desuna el hombre.” San Mateo XIX, 5.

El adulterio, muerte del matrimonio.

El matrimonio tiene dificultades propias de la naturaleza humana, faltando Dios y el sentido de la vida, se buscan los intereses meramente humanos y es el inicio del fin.

Más información
La educación cristiana de los hijos.

Los hijos buenos y santos, son el fruto de la gracia de Dios y de la santidad de una familia [modo ordinario], si no hay educación cristiana, difícilmente habrá hijos santos.

Más información
¿Por qué los matrimonios fracasan?

El matrimonio tiene un fin puesto por Dios, al cual van unidas gracias para sobre llevar las inclemencias propias, cuando, se aparta de Dios y de sus fines, todo se trastorna y pierde sentido.

Más información
¿Quién debe mandar en la familia?

¿Cuál es la voluntad de Dios? No de la familia acéfala, ni del mundo sin Dios, sino la voluntad del autor de la familia. ¿Quién debe tener la autoridad?

Más información