Meditaciones


La meditación es fundamento de nuestra fe, una persona que cada día tiene santas meditaciones sobre las verdades eternas de nuestra fe católica esta en camino de santificación.

Las máximas y los malos ejemplos buscan el beneficio personal al margen de los intereses de Dios, del alma y de la Iglesia.

No te ahogues en un momento de pena terrena, lucha como soldado por el cielo, cumple los mandamientos de Dios y reza el santo Rosario.

Muchos pecados se cometen con las palabras por la falta de cuidado y la mala costumbre de hablar y hablar.

Lo más difícil es aprender a vivir cristianamente en el mundo anticristiano, vivir en amistad con Dios Nuestro Señor en el mundo.

Si Dios te ha dado riquezas, debes hacer buen uso de ellas. Él te permite que emplees una parte para tu sostén, según tu condición, y conforme con las reglas del Evangelio.

Los amigos de Dios son conducidos por la Cruz de la renuncia a su querer, padecen el repudio y desprecio del mundo.

Si quieres salvar tu alma rompe las cadenas del pecado que te hacer esclavo de Satanás.

La señal de caridad cristiana es vivir en gracia de Dios, no buscar amigos, sino la mayor honra y gloria de Dios Nuestro Señor.

El pecado te separa de Dios Nuestro Señor, arruina tu vida, destruye familias, conduce al infierno.

Sus Ejercicios espirituales son el resumen del camino del pecado mortal hasta la santidad en este mundo, comienza por reconocer y llorar sus pecados, por los medios para adquirir la virtudes y por la manera como se debe vivir para ganar a Nuestro Señor Jesucristo.

¿De dónde proviene que el mundo tenga más seguidores y Nuestro Señor Jesucristo tan pocos servidores? el demonio y el mundo le alaba con mentira, lo constituye rey, pero en realidad lo hace su esclavo.

¿Quieres salvar tu alma o quieres condenarla? ¿Qué haces hoy por lo que quieres después de la muerte?