Aprovéchate de tus errores para santificarte.


18 Feb
18Feb


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


I.- Aprovecha cada oportunidad que Dios Nuestro Señor te concede cada día para tu santificación, cada mañana al despertar ten la intención de aprovecharte de toda ocasión para ganar méritos para el cielo, para decirle en tus obras a Dios que le amas a pesar de tus errores y miserias propias de la naturaleza humana, de las limitaciones personales. 


II. Somos ricos en errores, miserias y pecados, pues hay que sacar provecho para alcanzar la salvación eterna ¿Cómo? Crecer en la paciencia soportando nuestra propia miseria; recurrir constantemente al patrocinio de la Bienaventurada Siempre Virgen María; implorar la misericordia de Dios Nuestro Señor para con el pecador arrepentido y sobre todo, tener la firme convicción de que todo lo podemos con la ayuda de Nuestro Divino Redentor. Omnia possum in eo, qui me confortat, 'Todo lo puedo en aquél que me conforta.' San Pablo a Filipenses II, 7.


III. Si tus enemigos te calumnian, si tus amigos te traicionan, si la pobreza, la enfermedad o la deshonra te azota, agradece con todas las fuerzas de tu corazón a Dios  Nuestro Señor la oportunidad de participar  de sus sufrimientos y de su cruz de una manera anónima. 


IV. Bastan las cosas de cada día para santificarte, lo que se necesita es una actitud que se aproveche de tantos regalos para bien de nuestra alma que nos envía la Divina Providencia para nuestra santificación. 


Dios te bendiga.




Ave María Purísima, sin pecado original concebida.




Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.