Aprovecha el tiempo presente.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


I. En este momento hay muchas almas que sufren tormentos atroces en el Purgatorio, almas que murieron en gracia de Dios, pero no repararon todos su pecados. Se están purificando para entrar en la gloria eterna. Tú puedes ayudar a esas almas con el Santo Rosario, con tus oraciones en gracia de Dios, con tus limosnas, ayunos, obras santas. Considera los suplicios que padecen.


II. ¿Has rezado por tus parientes muertos, por las almas que te ayudaron y han muerto? Procura ser bueno con los difuntos, porque algún día entregarás cuentas de tu alma. Gana amigos para la eternidad haciendo el bien, haciendo oración, implorando la gracia para tantas almas que padecen en el purgatorio.


III. Tienes tiempo ahora, procura pedir perdón a Dios Nuestro Señor de tus pecados, de reparar los males que has cometido y de prepararte para la eternidad, recuerda que has de morir y de entregar cuentas a nuestro Divino Redentor. 

Dios te bendiga.




Ave María Purísima, sin pecado original concebida.





Etiquetado:  Meditaciones

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.