¿Cómo amar a Dios Nuestro Señor?



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


I. ¿Qué es el amor del hombre a Dios Nuestro Señor? El alma se manifiesta de múltiples formas, pero una es fundamental, cumplir los mandamientos: "Jesús respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él. El que no me ama, no guarda mis palabras." Evangelio de San Juan XIV, 23.


II.- El hombre se desarrolla lentamente en medio de tres grandes enemigos: mundo, demonio y carne; de tal suerte que el amor para con Dios Nuestro Señor no es de un momento a otro, salvo una gracia extraordinaria.


III.- Luchar cada día por cumplir los santos mandamientos es el camino para amar a Dios, independientemente de los estados anímicos de cada día, de los sentimientos y de sus ilusiones. 



IV.- No te desanimen la multitud de tus pecados, errores e imperfecciones; arrepientete de todo corazón y procura rezar cada día el Santo Rosario a la Santísima Virgen María, con recta y piadosa intención. 

"Aún cuando os hallaseis en el borde del abismo o tuvieseis ya un pie en el infierno; aunque hubieseis vendido vuestra alma al diablo; aun cuando fueseis un hereje endurecido y obstinado como un demonio, tarde o temprano os convertiréis y os salvaréis, con tal que (lo repito, y notad las palabras y los términos de mi consejo) recéis devotamente todos los días el Santo Rosario hasta la muerte, para conocer la verdad y obtener la contrición y el perdón de vuestros pecados." San Luis María G. de Montfort, El secreto del Rosario. 



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Etiquetado:  Meditaciones

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.