El pecado es la cadena donde Satanás esclaviza al hombre.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


I. El estado de pecado mortal es el camino seguro de condenación eterna, independientemente de los sentimientos, circunstancias, afectos y hechos pasados que puedan justificar su enemistad con Dios en los hechos.


II. El pecado es la cadena donde Satanás esclaviza al hombre, entorpece su cerebro para que ame, busque y procure la esclavitud materializada en el pecado mortal.


III. Si quieres salvar tu alma rompe las cadenas del pecado que te hacer esclavo de Satanás, ¡rompelas con el Santo Rosario!, rompelas con voluntad firme, cueste lo que cueste, pues va de por medio tu salvación o condenación eterna.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


Etiquetado:  Meditaciones

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.