Nuestro mejor amigo es Jesucristo Nuestro Señor.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida


I. El único amigo que siempre está con nosotros es Nuestro Señor Jesucristo, en los problemas y en las alegría está a nuestro lado, por esto debemos confiar en la bondad de Dios, particularmente en lo que no podemos controlar, en la enfermedad y en todos los problemas de nuestra vida. Aprende a conocer a los hombres, difícilmente estarán contigo en los momentos más difíciles.



II. Procuremos ser agradecidos con Dios que nos regala cada día, cada latido de nuestro corazón, cada momento de nuestra vida. Haz el esfuerzo de cada mañana al despertar ponerte de rodillas y darle gracias a Dios por el nuevo día que te regala, antes de dormir acostúmbrate de darle gracias. sed agradecidos con nuestro más grande bienhechor. 



III. Cuando nos alejamos de Dios perdemos insensiblemente la paz, la felicidad, la alegría. Procura confesarte, rezar el Santo Rosario, tener lectura espiritual cada día, ser feliz con lo que Dios te consede cada día.




Ave María Purísima, sin pecado original concebida




Etiquetado:  Meditaciones

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.