¿Por qué amar el mundo que te puede condenar?



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



I. ¿Por qué amar tanto la vida que nos aparta de Dios Nuestro Señor? El mundo en el cual vivimos es una prueba permanente entre el cielo y el infierno eterno, cada momento puede uno morir: En un momento se muere, en un momento se es juzgado y en un momento se condena un alma. ¿Por qué amar este mundo en el cual estamos expuestos a la condenación eterna? 


II.- La muerte es una puerta al cielo para quienes mueren en gracia de Dios, y una puerta al infierno para quien tiene la desgracia de morir en pecado mortal. ¡Qué terrible en verdad es la presente vida! vivimos a cada paso entre el cielo y el infierno, y entonces ¿Por qué aficionarse o amar desordenadamente ésta vida?


III.- ¿Qué son las riquezas, los honores, el poder y los placeres? Tienen su función material, pero espiritualmente son un verdadero peligro para la salvación eterna de un alma: 'De que te sirve ganar el mundo si tu alma se pierde'


IV.- ¿Cómo salvarnos siendo pecadores? Acudamos sin tardanza a la Bienaventurada siempre Virgen María, Madre de los pecadores, tomemos el compromiso santo de rezar el santo Rosario todos los días, de ser fieles devotos de la Madre de Dios. ¡Ese es el camino! El Santo Rosario.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.





Etiquetado:  Meditaciones santo rosario

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.