¿Qué estás haciendo con tu vida?


17 Feb
17Feb


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



I. ¿Qué estás haciendo con tu vida? Todos tus esfuerzo, trabajos, alegrías a qué objetivo están encaminados. Recuerda que has de morir, enfrentar un juicio ante el tribunal de Dios Nuestro Señor y recibir una sentencia de salvación o condenación eterna conforme a tus obras en este mundo.


II.- ¿Si en este momento tuvieras que morir cuál sería tu destino? ¿Te encuentras en gracia de Dios o en pecado mortal? procura trabajar cada día por tu salvación eterna, para ello requieres cumplir los mandamientos, arrepentirte de tus pecados en la santa confesión y conservar la fe verdadera. Procura rezar cada día el Santo Rosario despacio y con atención a la Bienaventurada siempre Virgen María.


III.- Es preciso que te salves, he aquí tu única preocupación; para ello estás en este mundo, y no para adquirir riquezas, honores, o procurarte los gozos de la vida. Sin embargo, los hechos de cada alma están ocupados en los negocios del mundo.


IV. Es menester que sin tardar trabajes en tu salvación, pues el que difiere su conversión para el día de mañana corre gran riesgo de perderse. Distribuye tu tiempo de modo que el mundo no absorba toda tu vida. Comienza desde ahora a determinar lo que debes dar a Dios, llora el tiempo que sacrificaste a tus placeres, prepárate a dar cuenta de él. 



Dios te bendiga.





Ave María Purísima, sin pecado original concebida.





Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.