¿Qué estás haciendo con tu vida?


08 May
08May


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


¿Qué estás haciendo con tu vida?, ¿Cuáles son tus sueños, ideales y pensamientos en el día a día?, ¿En qué estás empleando la vida que Dios Nuestro Señor te ha concedido?... 

El mundo, el demonio y la carne conducen a una gran cantidad de almas católicas a ocuparse totalmente en la sobrevivencia material, en medio de preocupaciones, prisas, deudas, desilusiones; formando personas desprovistas del auxilio divino, cada día con un alma en mayor abandono de la gracia de Dios por un sistema de vida que insensiblemente ha esclavizado al hombre moderno. 

El mundo es sumamente absorbente, demandante y esclavizante; a tal grado que el hombre no tiene tiempo para rezar despacio el santo Rosario, lectura espiritual, examen de conciencia, misa dominical sin prisas; todo se va haciendo de prisa, sin la debida atención, con un vacío en el alma, propio de las obras mal hechas. 

¿Cuántos años esperas vivir?... ¿Qué haces para tu salvación eterna? “¿Qué aprovecha al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?” Evangelio de San Mateo XVI, 26. 


Consideraciones prácticas


Recuerda cada día el fin de tu existencia, has sido creado para amar y servir a Dios Nuestro Señor en la presente vida, para verle y gozarle en la eterna bienaventuranza. Lo demás debe sujetarse a nuestro fin, lo demás no es la prioridad, puede o no tenerse; Dios Nuestro Señor infinitamente misericordioso nos ha de proporcionar lo necesario para vivir.

"No os acongojéis pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o con qué nos cubriremos? porque los gentiles se afanan por estas cosas. Y vuestro Padre sabe, que tenéis necesidad de ellas. Buscad pues primeramente el reino de Dios, y su justicia: y todas estas cosas os serán añadidas." Evangelio de San Mateo VI, 31. 


Hacer el gran esfuerzo de rezar todos los días el santo Rosario despacio, con atención y de preferencia de rodillas; al principio será un poco difícil, tal vez, poco a poco Dios te ha de bendecir.

"Aún cuando os hallaseis en el borde del abismo o tuvieseis ya un pie en el infierno; aunque hubieseis vendido vuestra alma al diablo; aun cuando fueseis un hereje endurecido y obstinado como un demonio, tarde o temprano os convertiréis y os salvaréis, con tal que (lo repito, y notad las palabras y los términos de mi consejo) recéis devotamente todos los días el Santo Rosario hasta la muerte, para conocer la verdad y obtener la contrición y el perdón de vuestros pecados." San Luis María G. de Montfort, El secreto del Rosario.


Tener paciencia, mucha paciencia en la adversidad, contradicciones y dificultades propias de la naturaleza humana; perseverar en la santa devoción del santo Rosario, no desfallecer aún en los descalabros y oscuridades de la vida, al final verás la recompensa de la verdadera devoción de la Santísima Virgen María.

"Aconsejamos el Santo Rosario a todo el mundo: a los justos, para perseverar y crecer en gracia de Dios, y a los pecadores, para salir de sus pecados." San Luis María G. de Montfort, 'El secreto del Santo Rosario', rosa XLI.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.











Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.