¿Qué haces con tu vida?


03 Jan
03Jan


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


I. ¿En qué has empleado los años que Dios Nuestro Señor te ha concedido?, ¿Qué has hecho con tu vida, con los dones y talentos que has recibido con tu existencia? Procura cada mañana agradecer al Dios todo su amor, su infinita misericordia, tantos beneficios que recibimos cada día de su mano generosa; evitando el defecto de quejarse a cada paso de las cosas que te sucedan, de victimizarse y pensar que el universo conspira contra tí.

II. Existes por Dios y para Dios, procura reflexionar sobre el motivo de tu vida y las intenciones de tus obras. Recuerda las palabras de San Bernardo: "El alma racional está creada a imagen de Dios: todas las creaturas pueden ocupar nuestra alma, pero sólo Dios es capaz de llenarla".

III. Sírvete de las cosas de este mundo para alcanzar tu salvación eterna, pero no pongas tu fin en las criaturas olvidando del Creador, vive como peregrino que no tiene un lugar seguro en los días presentes, sino viendo en todo la mayor honra y gloria de Nuestro Señor Jesucristo. 

IV. Procura con esmero vivir en gracia de Dios sin cometer pecado, rezar cada día con calma y refleción el Santo Rosario, tener treinta minutos de lectura espiritual, examen de conciencia, frecuencia de confesión y sagrada comunión, con lo cuál tu vida se irá purificando y perfeccionando a la vista de Dios Nuestro Señor. 


Dios te bendiga.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.




Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.