¿Qué te dá el pecado para que lo procures?



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



I. ¿Qué te dá el pecado para que lo procures? El pecado te separa de Dios Nuestro Señor, arruina tu vida, destruye familias, conduce al infierno. Por el pecado se perdió el paraíso, por el pecado se han condenado millones de almas. Cuánto daño causa a las almas el pecado. 

El pecado forma almas fracasadas, frustradas, con sentimientos de culpabilidad: "la paga del pecado es la muerte."


II. El pecado entorpece el entendimiento, justifica el mal y alaba la astucia de las tinieblas. ¿Tú alma en este momento está en pecado mortal?

Despierta de una vez por todas, eso no es normal, pero tienes que ser humilde e inteligente para comprender que detrás del pecado está Satanás, al cual solo lo podrás vencer con la gracia de Dios Nuestro Señor y con el Santo Rosario de la Bienaventurada Siempre Virgen María.


III. Nada puedes hacer sin la gracia y nada hace la gracia sin tu cooperación. El mal está incrustado en tu propia carne, en tus propias costumbres.

"Aún cuando os hallaseis en el borde del abismo o tuvieseis ya un pie en el infierno; aunque hubieseis vendido vuestra alma al diablo; aun cuando fueseis un hereje endurecido y obstinado como un demonio, tarde o temprano os convertiréis y os salvaréis, con tal que (lo repito, y notad las palabras y los términos de mi consejo) recéis devotamente todos los días el Santo Rosario hasta la muerte, para conocer la verdad y obtener la contrición y el perdón de vuestros pecados." San Luis María G. de Montfort, El secreto del Rosario.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.





Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.