¿Quieres ser amigo de Dios?


01 Feb
01Feb


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


1º ¿Quieres ser amigo de Dios? Dios Nuestro Señor a cada uno ha creado con libertad, por lo cuál debes decidir, determinar y construir cada día tu amistad con Nuestro Señor Jesucristo.

2º Dios respeta tu elección. Por lo cuál debe trabajar con inteligencia buscando vivir en gracia de Dios, implorando la misericordia de Dios, apartando las compañías que nos apartan de Dios, y aprendiendo a vivir con el mejor amigo de nuestra salvación eterna, siendo fiel en evitar el pecado que nos aparta de Dios.

3º ¿Cómo ser amigo de Dios? Requiere estar bautizado, tener la fe verdadera revelada por Nuestro Señor Jesucristo y vivir en gracia de Dios, es decir: sin pecado, cuando tenga la desgracia de ofender a Dios, limpiar su conciencia por el sacramento de la santa confesión. "Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él. El que no me ama, no guarda mis palabras." Evangelio de San Juan XIV, 23.

4º Los amigos de Dios tienen el cielo por recompensa. ¡Cuán dulce es dar el corazón, el cuerpo, el alma, a Jesús! ¡Ah! ¡cuán generoso es este Señor, cuán fiel este Amigo, cuán magníficamente recompensa este Dios a todos aquellos que le sirven! Que las creaturas no me importunen más, yo quiero ser todo de Jesús. 

5º ¿Qué hacer? Al comenzar el día llénate de este pensamiento: Quiero ser amigo de Jesús, quiero parecerme a Él. ¿Cómo oraba a su Padre celestial? ¿Cómo conversaba con los hombres? Con frecuencia pregúntate: ¿hubiera hecho esto Jesús como yo lo hago? No te separes de Jesús, que Él sea tu compañero, tu convidado, aun más, que Cristo sea tu confidente. 


Dios te bendiga.




Ave María Purísima, sin pecado original concebida.





Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.