Meditaciones #Meditación


La meditación es fundamento de nuestra fe, una persona que cada día tiene santas meditaciones sobre las verdades eternas de nuestra fe católica esta en camino de santificación.

Hermano pecador, santifíquese con el pan de cada día, no es preciso vivir en un monasterio medieval o en medio de santos monjes para alcanzar la perfección espiritual.

¿Quieres salvar tu alma o quieres condenarla? ¿Qué haces hoy por lo que quieres después de la muerte?

Acudir a la oración, no sólo cuando ocupamos algo, tambien agradecer tantas cosas buenas y santas que recibimos de Dios todos los días.

Los ángeles siempre están prestos a ejecutar las órdenes de Dios. Tengan éxito o no en lo que hacen, siempre están contentos, porque en todo se con forman con la voluntad de Dios.

No hay sitio en este mundo donde no se pueda ofender a Dios. Adán pecó en el paraíso terrenal y los ángeles pecaron en el cielo. Se ofende a Dios en los poblados, en la soledad, en las cabañas de los pastores, en los palacios de los magnates, en las iglesias y en las casas consagradas a Dios.

Tu ambición debe limitarse a desear los primeros lugares en el cielo e imitar, en la medida de tus fuerzas, a los santos más grandes del paraíso.

En todas tus necesidades, acuérdate de que Dios es tu Padre, ten confianza en Él: