Todos cometemos errores.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


I. Todos cometemos errores, cuando veas pecados en los demás, buscando la mayor gloria de Dios y la salvación eterna de las almas, procura hacer oración, y guiado por el amor a Dios, no por la soberbia o el orgullo de creerse perfecto, santo o más bueno, acércate con humildad y háblale al corazón con la palabra inflamada en la oración.

Si son tus inferiores, es un deber de justicia y serás castigado si faltas a ella. Si son tus iguales, también a ello te obliga la caridad todas las veces que lo puedas hacer prudentemente. Cuando hayas advertido a tu hermano, deja que Dios haga el resto; reza por él, y, suceda lo que suceda, no te inquietes. 



II. Recuerda que el pecado es una enfermedad del alma, que hace sufrir a quien la padece, consuélalos con el Santo Rosario, con el amor que Dios Nuestro Señor tiene al pecador arrepentido, que no hay pecado que no pueda ser perdonado.

Consuela a los que están afligidos, compadeciendo sus sufrimientos y poniéndoles remedio; es éste un acto de caridad que tendrás todos los días ocasión de realizar respecto de los enfermos, los pobres, tus vecinos y, a menudo, en tu misma casa. Esta compasión no te hará más pobre y te procurará muchos méritos. Teme afligir a alguien, sea quien sea, y consuela siempre a todos los que te consultan en sus penas. 



III. Sé paciente con todos, muchos no te harán caso o te señalarán por la misma enfermedad espiritual, ofrecedle a Dios tu aflicción.

Los hombres te proporcionarán numerosas ocasiones de ejercitar la paciencia, unos por malicia, otros con buena intención; aprovecha todas esas ocasiones, son preciosas. El avaro no inquiere de qué mina ha sido extraído el oro que se le da; no te afanes por saber de dónde provienen esas pruebas tan fecundas en méritos: conténtate con aprovecharlas, y sabe que, si mucho hay que sufrir en esta vida, la paciencia es un remedio para todos los males.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.






Etiquetado:  Meditaciones caridad

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.