El Obispo excomulgado Squetino continua destruyendo la Iglesia con la homosexualidad.


07 Dec
07Dec

Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


El presente documento llega hasta nosotros por colaboradores comprometidos con la verdad, buscando únicamente la Doctrina de  la iglesia Católica, siendo responsabilidad de quien lo lee o quien lo recomienda.


“Abatida ha sido tu soberbia hasta los infiernos, cayó tu cadáver: debajo de ti se tenderá la polilla, y tu cobertura serán los gusanos. ¿Cómo caíste del cielo, ó Lucifer, que nacías por la mañana? ¿Cómo caíste en tierra, tú que llagabas las gentes? Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, sobre los astros de Dios ensalzaré mi solio, me sentaré en el monte del testamento, a los lados del Aquilón. Subiré sobre la altura de las nubes, semejante seré al Altísimo. Más al infierno serás precipitado en lo profundo del lago: Los que te vieren, se inclinarán a ti, y te contemplarán: ¿Por ventura es este el hombre, que conturbó la tierra, que estremeció los reinos?” Profeta Isaías XIV, 11.


Algunos católicos de muy buena intención, consideran que los lugares donde por gracia de Dios se reza la santa misa única y verdadera, instituida a perpetuidad por el Sacrosanto Concilio de Trento, están inmunes de cometer errores al considerar piadosamente que todos son de muy buena intención. 

Debemos implorar el patrocinio de la Santísima Virgen María, principalmente que proteja a los sacerdotes de los ataques del mundo, demonio y carne; así como de los lobos revestidos con piel de oveja que obran el misterio de iniquidad, destruyen los fundamentos de la santa fe católica; en su momento lo advirtió con prístina claridad el egregio papa San Pío X, en su monumental carta encíclica:

"un gran número de católicos seglares y, lo que es aun más deplorable, hasta de sacerdotes, los cuales, so pretexto de amor a la Iglesia: "faltos en absoluto de conocimientos serios en filosofía y teología, e impregnados, por lo contrario, hasta la medula de los huesos, con venenosos errores bebidos en los escritos de los adversarios del catolicismo, se presentan, con desprecio de toda modestia, como restauradores de la Iglesia, y en apretada falange asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo, sin respetar ni aun la propia persona del divino Redentor, que con sacrílega temeridad rebajan a la categoría de puro y simple hombre" SS Papa San Pío X, Encíclica: ‘Pascendi Dominici Gregis’ [1], 8 de septiembre de 1907. 

Por esta razón, el padre Joaquín Sáenz y Arriaga, Doctor en Derecho Canónico, advierte intelectualmente a la grey católica: “Una cosa es lo que ‘debe’ ser y otra lo que es en realidad. Hay obispos santos, muy santos, así como hay obispos pecadores, muy pecadores.” Pbro. Dr. Joaquín Sáenz y Arriaga,  'Sede Vacante', página 4. 

Consideraciones 

1º El Señor Obispo excomulgado Juan José Squetino continua destruyendo la Iglesia.

2º Obras de perversión del Obispo excomulgado Juan Jose Squetino. 

3º El Obispo homosexual Merardo Loya Loya, continua destruyendo la Iglesia.

4º El Obispo Merardo Loya Loya pretende hacer un monasterio o casa de oración en Cuba con homosexuales.


“Una cosa es lo que ‘debe’ ser y otra lo que es en realidad. Hay obispos santos, muy santos, así como hay obispos pecadores, muy pecadores.” Pbro. Dr. Joaquín Sáenz y Arriaga,  'Sede Vacante', página 4.



1º El Señor Obispo excomulgado Juan José Squetino continua destruyendo la Iglesia.

Ingenuamente creí que al conocer los mandatos eclesiásticos corregiría sus desacatos a la Santa Madre Iglesia, he podido constatar con pesar, que se he erigido en portavoz del Derecho Canónico, o por mejor decir, lo desprecia con sus obras, que se ha reafirmado en comer carne los viernes de cuaresma, en no rezar el sagrado oficio divino, en impedir la lampara del Santísimo, continúa quebrantando el sigilo sacramental, rezando la santa misa en 15 minutos, y lo que es peor, contaminando las almas con su hablar, constituyendose en el Jorge Mario Bergoglio de la tradición. 

¿Porque Señor Obispo? le invito a ser Iglesia Católica, ha tenido una nueva deserción del seminario debido a su inestabilidad emocional, no ha tenido la delicadeza de tratar su trastorno mental y mucho menos ha resuelto abandonar sus costumbres judías. 


2º Obras de perversión del Obispo excomulgado Juan Jose Squetino.

Don Juan José Squetino que ha sido fehaciente en demostrar su afición desordenada por las mentiras, calumnias y procacidades inferidas a sus hermanos en el episcopado, veo con dolor católico la perversidad de su obra, al constatar el atrevimiento sacrílego de conferir el orden episcopal a don Merardo Loya Loya, teniendo conocimiento, testimonios y exámenes clínicos de su problema de homosexualidad; un servidor le informó de primera mano, y en mal momento creí sus artificios fundados en el estado de necesidad que vive la iglesia, en su aplicación desviada de la verdad del principio: "El que obedece no se equivoca", "yo quien soy para juzgar"; tuvo Usted Monseñor Squetino perfecto conocimiento de sus dos relaciones homosexuales con: Fernando N. y Armando N. por más de cinco años, donde el hoy obispo Loya hacia las veces de mujer. 

Congruente con su fe judía, destruye cuanto puede al ordenar y conferir ordenes sagradas a hombres casados, homosexuales, sin preparación; y los resultados son evidentes, el 80 por ciento de los que usted ha conferido ordenes sagradas han abandonado el sacerdocio o lo viven sacrílegamente unido a la homosexualidad, como es el sacrílego caso de Usted, Señor Obispo excomulgado, don Juan José Squetino.

Claramente lo explica el libro aprobado por el excelentísimo Señor Obispo de feliz memoria, don Juan Navarrete: "El clérigo falso cristiano, criptojudío, está realizando -según su criterio- una empresa santa que además le asegura la salvación eterna. Entre mayores males pueda causar a la Iglesia como sacerdote, fraile, canónigo, prior de convento, obispo, arzobispo, o cardenal, mayores méritos tiene -según los israelitas- a los ojos de Dios y de su pueblo escogido". Complot contra la Iglesia, tomo III, capitulo 24. 

Usted Señor Obispo esta destruyendo la Iglesia Católica, es un hombre de pecado, es sin lugar a dudas el Jorge Mario Bergoglio de la Iglesia Remanente, la abominación en el lugar santo, quien quebrantando en cuanto esta de su mano la Teología Dogmática, el Derecho Canónico, la Teología Moral, pretende ser el "Papa" de la perdición, cuando están fehacientes los argumentos teológicos de que es un imposible en este momento; pero como usted no entiende razones, tiene una mente enferma como Judas Iscariote o Simón el mago.


3º El Obispo homosexual Merardo Loya Loya, continua destruyendo la Iglesia. 

Con gran pesar de mi alma, he constatado con elementos acreditables, que sus deslices acostumbrados en la Iglesia de Santiago Apóstol, en la localidad de Dos Caminos Guerreros, donde tuve la oportunidad de acompañarlo por Providencia Divina, constatar la celebración de la santa misa contra lo estipulado por el Derecho Canónico, realizándolas en 15 minutos, no consumía de manera ordinaria la hostia del sacrificio, tenia la infame costumbre de vertir raticida o su equivalente en las hostias dispuestas para la comunión de las religiosas de ese lugar, así como su costumbre consuetudinaria por las botas, pantalón vaquero y su enfermiza obsesión por frecuentar los bares de homosexuales. 

Graves escándalos que se hicieron costumbre o parte de la vida del hoy Señor Obispo Merardo Loya Loya, que pensé ingenuamente, era parte del pasado, pecados de juventud, pues el obispo excomulgado Juan José Squetino aseguró que era cierto, pero que no era nadie para juzgarlo. 

Lamentablemente a los pocos días de su consagración episcopal, regresó a su costumbre de frecuentar los lugares homosexuales, pero ahora de una manera verdaderamente monstruosa, temeraria, al asegurar que es una terapia o una etapa para abandonar definitivamente eso, que nadie tiene la autoridad para corregirle o invitarle a salir de esos pecados, bastiones de Satanás.


4º El Obispo Merardo Loya Loya pretende hacer un monasterio o casa de oración en cuba con homosexuales.

¿Qué le sucede Monseñor Loya? ¿Qué relación existe entre Usted y Squetino?... 

Davíd Martínez (parte superior izquierda), que para algunos en Cuba lo relacionan con la bisexualidad y las prácticas judías.

Con gran pesar he constatado que en Cuba se reúne con una insignificante comunidad de un hombre señalado por tres sacerdotes como judío, por otros con antecedentes homosexuales, me refiero al amigo de Merardo Loya y de Squetino: David Martínez, quien se presenta como paladín de la fe católica, valuarte de la tradición, guardian de la religión verdadera.

 

Obispo Merardo Loya con un fraile de costumbres homosexuales

Monseñor Loya  junto a un "fraile" con costumbres, modos y amistades homosexuales, quienes serán los pioneros de la obra pía en Cuba; pero este señor que aparece al centro como un "religioso" es conocido en Cuba como un escandaloso homosexual.


Dicípulo de Merardo Loya


Discípulos de Merardo Loya


Señor Obispo Loya, ¿Usted piensa antes de hacer las cosas? ¿Cómo es posible que ha este señor lo piensa usted conferir el orden sacerdotal? Pues Squetino y Usted van encabezar la versión tradicionalista de la homosexualidad en el clero; y contra toda lógica, absurdamente, sacrílegamente, Merardo Loya pretende en su locura ser el Papa del squetinismo; en verdad esta es la espantosa abominación en el lugar santo, el Jorge Mario Bergoglio en la Iglesia remanente. 


Hago un llamado a la oración, a rezar el Santo Rosario atenta, despacio y piadosamente en bien de la Iglesia. 

Aprovecho la oportunidad, señor Obispo Loya, para informarle, que el motivo de este documento es por amor a Dios, por el bien de la Iglesia y de su alma; es imposible hablar con el obispo Squetino, debido a su gran soberbia que no acepta otra razón y otra ley que la suya, rechaza contumazmente el Derecho Canónico.

Más adelante, con el favor de Dios Nuestro Señor, voy a dar a conocer los exámenes clínicos del obispo Merardo Loya, donde aparece con VIH positivo, algunas cartas de amor a sus amigos Fernando y Armando, entre otras cosas, [fotografías pornográficas de los hombres de Iglesia] para presentarla en su momento, si Dios lo permite en un tribunal eclesiástico; así como advertir a la Embajada de Cuba, del grave peligro que corre ese país al permitir la entrada de estos hombres de pecado, a la ya tan maltratada tierra de Nuestra Señora del Cobre. 

Desde luego conozco su respuesta, propia de un mercenario unido al paradigma de la mentira, donde todos son malos menos los  esbirros del judío homosexual y cobarde de Juan José Squetino.








“Una cosa es lo que ‘debe’ ser y otra lo que es en realidad. Hay obispos santos, muy santos, así como hay obispos pecadores, muy pecadores.” Pbro. Dr. Joaquín Sáenz y Arriaga,  'Sede Vacante', página 4.




Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.