El verdadero peligro del tradicionalismo es la infiltración judía.


18 Apr
18Apr



"Por otra parte, formaron asociaciones religiosas con objetivos titularmente católicos y bajo el patronazgo de algún santo cristiano, y las utilizaban como tapaderas para practicar sus ritos ancestrales. Racialmente, en sus creencias, y en gran parte de la práctica, continuaron siendo como habían sido antes de la conversión. Eran judíos en todo excepto en el nombre, y cristianos en nada, excepto en la forma." Cecil Roth, "Los judíos secretos, Historia de los marranos", Aljama, año de 1974, página 27.


La dificultad esencial de la iglesia remanente en nuestros días, se encuentra en la infiltración judía y sus ramificaciones en las arterias de la Iglesia católica. 

La acción de la Sinagoga de Satanás en el seno de la Iglesia católica es claro, la supresión del Sacrificio perpetuo; para ello utilizan muchos distractores, estrategias y aparentes causas o banderas a manera de careta o disfraz, simulando buscar la gloria de Dios y la salvación eterna de las almas.

Desde luego no todos los elementos que sirven a los intereses de la Sinagoga de Satanás y sus ramificaciones son judíos, existe cierto número de hombres dominados por sus pasiones que sirven perfectamente a los intereses de Satanás. 

Por ello en la Iglesia remanente encontramos con admiración que ‘todos’ quieren ser buenos, desean la unidad y los intereses de Dios Nuestro Señor; pero en la práctica algunos hombres intentan apropiarse de la Iglesia, utilizan un silogismo un tanto pintoresco: ‘yo soy la Iglesia, y quién no está conmigo, está contra Dios’, extendiéndose ciertas doctrinas muy a propósito para fraccionar, enfrentar y dividir los elementos bien intencionados; como lo es sin duda la teoría mal expuesta contra el ‘bautismo de deseo’, el fenómeno de la fraternidad de monseñor Lefebvre, la teoría ‘papa materialiter’, el ‘conclavismo’, entre otras posturas  erigiéndose cada una de ellas en portadores de la verdad, sirviendo perfectamente a los intereses de la Sinagoga de Satanás.

Para la Sinagoga de Satanás es de suma importancia que se ignore su existencia, el trabajo permanente que realiza en la Iglesia remanente, atribuyendo todos los problemas y los efectos de su labor destructora a errores humanos, pasiones mal encausadas, influencia de Satanás; apartando las comunidades enteras del peligro real en el seno de las mismas por los hombres de Iglesia y feligreses que trabajan al servicio de las logias masónicas y de la Sinagoga de Satanás.


”Lo que sobre todo exige de Nos que rompamos sin dilación el silencio es que hoy no es menester ya ir a buscar los fabricantes de errores entre los enemigos declarados: se ocultan, y ello es objeto de grandísimo dolor y angustia, en el seno y gremio mismo de la Iglesia, siendo enemigos tanto más perjudiciales cuanto lo son menos declarados. Hablamos, venerables hermanos, de un gran número de católicos seglares y, lo que es aún más deplorable, hasta de sacerdotes, los cuales, so pretexto de amor a la Iglesia, faltos en absoluto de conocimientos serios en filosofía y teología, e impregnados, por lo contrario, hasta la médula de los huesos, con venenosos errores bebidos en los escritos de los adversarios del catolicismo, se presentan, con desprecio de toda modestia, como restauradores de la Iglesia, y en apretada falange asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo, sin respetar ni aun la propia persona del divino Redentor, que con sacrílega temeridad rebajan a la categoría de puro y simple hombre.” SS. Papa San Pío X, Encíclica: ‘Pascendi Dominici gregis’ [1], 8 de septiembre de 1907.


Consideraciones


1º La Iglesia católica tiene un enemigo declarado.

2º El grado 18 masónico Rosa Cruz está destinado contra el Sacrificio perpetuo.

3º El grado 32 masónico está destinado a la glorificación de Satanás.

4º El problema del tradicionalismo es la infiltración judía.

5º El tradicionalismo no es lugar seguro.

6º La mayor traición se encuentra en las cabezas. 

7º Velad y orad.


1º La Iglesia católica tiene un enemigo declarado.

Satanás es el enemigo declarado de la obra de Nuestro Señor Jesucristo, utilizando el demonio en su ataque sin descanso, la estructura entera del judaísmo apartado de Dios Nuestro Señor, la masonería como ejército silencioso contra la Iglesia Católica.

  • "El diablo odia a Dios, vive en el odio a Dios, o sea odia la Bondad en persona. Por eso no puede amar nada ni a nadie. El diablo, al odiar al hombre, odia en él a Dios. El diablo combate el Reino de Dios, el poderío de Dios, incondicionalmente. No hay solamente un poder impersonal malo; existe también un ser personal cuyas intenciones son radicalmente malas y que quiere el mal por amor del mal." Michael Schmaus, Teología Dogmática, tomo II, página 274.

  • “Yo sé, que sois hijos de Abraham [según la carne]: más me queréis matar, porque mi palabra no cabe en vosotros. Yo digo lo que vi en mi Padre: y vosotros hacéis lo que visteis en vuestro padre. Respondieron, y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si sois hijos de Abraham, haced las obras de Abraham. Más ahora me queréis matar, siendo hombre, que os he dicho la verdad, que oí de Dios: Abraham no hizo esto. Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Y ellos le dijeron: Nosotros no somos nacidos de fornicación: un Padre tenemos, que es Dios. Y Jesús les dijo: Si Dios fuese vuestro Padre, ciertamente me amaríais. Porque yo de Dios salí, y vine: y no de mí mismo, mas él me envió. ¿Por qué no entendéis este mi lenguaje? Porque no podéis oír mi palabra. VOSOTROS SOIS HIJOS DEL DIABLO: Y QUERÉIS CUMPLIR LOS DESEOS DE VUESTRO PADRE: él fue homicida desde el principio, y no permaneció en la verdad: porque no hay verdad en él: cuando habla mentira, de suyo habla: porque es mentiroso, y padre de la mentira. Mas, aunque yo os digo la verdad, no me creéis.” Evangelio de San Juan VIII, 37.

  • “Los judíos fueron los elementos más activos en fomentar el ambiente de odio contra los cristianos, a quienes consideraban como suplantadores de la ley mosaica… Esta actividad de los judíos debió de ejercer considerable influencia, pues nos consta que ya en tiempo de Nerón gozaban de gran ascendiente en Roma, y es bien sabido que, con ocasión del martirio de San Pedro y San Pablo, algunos insinuaron la idea de que habían muerto por celos de los judíos. Existiendo, pues, este ambiente, azuzado por el odio de los judíos, se concibe fácilmente la persecución de Nerón. Como capaces de toda clase de crímenes, fue fácil señalar a los cristianos como causantes del incendio de Roma. Al pueblo no le costó mucho creerlo.” Llorca, Villoslada, Laboa, Historia de la Iglesia Católica, BAC, 1959, Tomo I, página 178.

  • “En estos últimos siglos sus rabinos publicaron varias obras contra la Religión Cristiana: en estas combatían las verdades del Evangelio (las cuales también contienen su Talmud y sus libros antiguos) no por medio de la razón, sino por medio de ficciones y falsedades, inventando hechos del todo nuevos contrarios a sus propios libros antiguos, opuestos a la razón natural, y aun contra la misma Sagrada Escritura del viejo Testamento: de suerte que cada una de estas obras llevan consigo su propia confutación, y desde luego manifiestan el espíritu de la mentira, y de la abominación e impiedad que contienen.” Don Juan Joseph Heideck, Defensa de la religión cristiana, año de 1798, tomo IV, Carta primera, página 181.

  • “El judaísmo es el anticristianismo, y la masonería, al servicio de ese mismo judaísmo, es todavía el anticristianismo: el mismo odio, la misma hipocresía, las mismas violencias, el mismo estorbo a la acción de la Iglesia de Cristo.” Cardenal José María Caro, El misterio de la masonería, parte IV, cap. III, no.135. 

  • “La auténtica meta de la Masonería, es ceñir las sienes del judaísmo con la diadema real y poner a sus pies el reino del mundo.” Monseñor León Meurin, SJ, Filosofía de la masonería, página 37.

  • “El reino de Satanás, bajo cuyo imperio y potestad se encuentran todos los que, siguiendo los funestos ejemplos de su caudillo…acometen empresas contra Dios… En nuestros días, todos los que favorecen la peor parte parecen conspirar a una y pelear con la mayor vehemencia, siéndoles guía y auxilio la sociedad que llaman de los Masones… audacísimamente se animan contra la majestad de Dios, maquinan abiertamente y en público la ruina de la Santa Iglesia”. SS. Papa León XIII, Encíclica: Humanum (1), 20 de abril de 1884.

  • “Los designios de esta secta maldita -masonería- son siempre y en todas partes los mismos, es decir, directamente hostiles a Dios y a la Iglesia, y les importa poco o nada, que las almas se pierdan”. SS. Papa León XIII, Carta: Novae Condendae Legis, 10, 8 de febrero de 1893.


En las arterias de la Iglesia remanente, entre los hombres de Iglesia prominentes y algunos feligreses constituidos en autoridad moral del pequeño rebaño esparcido en la faz de la tierra, se ocupan de silenciar el tema presente y combatir a sus principales exponentes, denunciándolos con aparente amor a la Iglesia de conspiradores, origen de divisiones y enemigos de la salud espiritual; cuando en realidad son ellos quienes sirven a los intereses de la Sinagoga de Satanás. 

“Los defensores del judaísmo naturalmente no aceptan la realidad impresionante del problema judío, tal como nosotros lo hemos descrito. Para ellos ese problema es fruto ‘de las mentes enfermas, siempre prontas a argumentar en todas las materias, que parece se han unido en todas las ocasiones para despreciar y atacar a los judíos’. 

Este es el recurso supremo que han usado siempre los judíos para destruir a sus enemigos o, por lo menos, para nulificar su ataque de defensa. Mentes enfermas, han sido los apóstoles; mentes enfermas han sido los Papas que condenaron las fechorías del judaísmo; mentes enfermas los Obispos y los Concilios que han denunciado el peligro manifiesto de esos eternos conspiradores, y mente enferma fue el mismo Jesucristo que, al no aceptar la ambición racial y absurda de su propio pueblo y al proclamarse a sí mismo como Mesías y Salvador del mundo, contrarió abiertamente el futuro de Israel, como lo había soñado y descrito la incredulidad y la soberbia de los jefes de ese pueblo deicida. 

La historia no puede enmendarse para satisfacer los intereses o las conveniencias de los individuos o de las colectividades humanas. Con insultos y calumnias nunca se han destruido los argumentos válidos de la razón y la fe.” Padre Dr. Joaquín Sáenz y Arriaga, 'Con Cristo o contra Cristo', página 46, No. 5.


2º El grado masónico Rosa Cruz está destinado contra el Sacrificio perpetuo.

Es necesario estudiar el ataque frontal contra el Sacrificio perpetuo, no vagamente atribuir la maldad al ‘modernismo’, o al demonio; existe una estructura con financiamiento y personas dedicadas a eliminar la Santa Misa única y verdadera. Una pieza importante al interior de la masonería con sede y centro de operaciones en Francia, el grado Rosa Cruz.

El grado XVIII: ‘Caballero Rosa Cruz’ cela el secreto más profundo y satánico de la Masonería, ‘Eliminar el sacrificio perpetuo de Cristo en la Cruz y de la faz de la tierra'.


  • “El grado Rosa Cruz es esencialmente el recuerdo figurativo y sangriento del deicidio cometido por primera vez en el Calvario”. Monseñor León Meurin, S. J. ‘Simbolismo de la Masonería’, página 127. 

  • “Los Rosa Cruz son el clero sacrificador judaico-masónico; en sus Ágapes, ofrecen sus sacrificios a Satanás, al Enemigo. Esta atrocidad constituye en realidad un Clericalismo que es el verdadero enemigo de Dios y de la Humanidad. Estos hombres, en su mayor parte bautizados en nombre de la Santísima Trinidad, aclaman a Lucifer: ¡Hoschea! ¡Hoschea! ¡Hoschea!: Salvador, Salvador, Salvador.” Monseñor León Meurin, S. J. ‘Simbolismo de la Masonería’, página 127. 

  • “Para los Rosa Cruz, la palabra perdida y recuperada es INRI, interpretada kabalísticamente como Igne Renovatur Natura Integra, la naturaleza entera es renovada por el Fuego. El Fuego, preconizado por el Muy Sabio Athersatha como y representado en la cámara infernal como el aposento delicioso de Hiram, de Eblis y de todos los maldecidos en el Antiguo Testamento, el Fuego infernal, es con seguridad la mejor palabra sagrada que los judíos kabalistas podrían poner a los nuevos sacerdotes sacrificadores de Lucifer. Les conviene, como les convienen las contraseñas - Dios con nosotros, es decir el Dios del Fuego con nosotros- y - la Paz de conciencia sea con vosotros. Esta triste paz, se adquiere con una comunión y un sacrificio sacrílegos en grado máximo.” Monseñor León Meurin, S. J. ‘Simbolismo de la Masonería’, página 127.


3º El grado 32 masónico está destinado a la glorificación de Satanás.

De la revista "Chiesa viva", No. 274, de las páginas 29 al 32.


“Quien encarna el ritual del 32° grado, e incluso a un nivel que no tiene igual, no puede ignorar y desconocer los contenidos del 30° grado que imponen la adoración de Lucifer, el homicidio ritual, el desprecio por la Tiara, el odio a Dios y la guerra a Dios.

¿Y cómo podría ignorar los contenidos del 32° grado, que imponen la guerra, la conquista y el dominio sobre la Iglesia de Cristo, para alcanzar la anhelada supresión del Sacrificio de Cristo en la Cruz, para poderlo sustituir con la redención gnóstico-masónico-satánica de un Lucifer que quiere triunfar sobre Dios? ¡Cómo hablar de Paz e invocar la fraternidad entre los Pueblos cuando en sus oídos resuenan los gritos: “¡Venganza, Adonai!”, “¡Odio a Dios!”, “¡Guerra a Dios!”,

“¡Venganza, masacre!”, “¡Dolor, odio, rabia!”, “¡Beato el que tome y estrelle a tus hijos contra la piedra!”. ¿Cómo hablar de Paz cuando sus insignias litúrgicas están literalmente recubiertas de símbolos ocultos que glorifican el Culto del Falo, el Culto del Hombre, el Culto de Lucifer, el Dios-Pan, el Anticristo, la redención gnóstica, la Triple Trinidad, la guerra a Dios, la destrucción de Su Iglesia y la supresión del Sacrificio de Cristo en la Cruz?

¿Cómo hablar de Paz cuando muestra Usted, aunque con una simbología oculta, su complacencia en formar parte de un ejército que tiene como objetivo la destrucción del orden actual del mundo y la creación de un Imperio universal judaico y masónico; un ejército cuyos jefes se refieren a Lucifer con estas palabras: «Bendice el ejército que hemos formado sólo para tu gloria y para el bien de la humanidad»?

Y cuál sería este “bien de la humanidad”, si tiene Usted como señores y debe obedecer a quien afirma:

«Abandonad vuestras ciudades, vuestras aldeas, quemad vuestras casas. Bajo la vida Patriarcal los hombres eran iguales y libres y vivían igualmente en todas partes. Su Patria era el Mundo. Apreciad la igualdad y la libertad y no temeréis ver arder Roma, Viena, París, Londres y los pueblos que llamáis vuestra Patria». «Finalmente... no quedarán más que masas de proletariado en el mundo, con pocos millonarios entregados a nuestra causa... y tal vez policías y militares suficientes para proteger nuestros intereses».

«... Daremos rienda suelta a los nihilistas y a los ateos y provocaremos un cataclismo social formidable que mostrará claramente a las naciones, en todo su horror, el efecto del ateísmo absoluto, el origen de la barbarie y de la subversión sanguinaria. Entonces, por todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra una minoría mundial de revolucionarios (...) recibirán la verdadera luz de Lucifer a través de la manifestación universal de la pura doctrina de Lucifer, revelada finalmente a la vista del público; manifestación a la cual seguirá la destrucción de la Cristiandad...».

«¡El VERDADERO NOMBRE DE DIOS será borrado del léxico de la vida»!

¡Cómo hablar de Paz cuando trabaja Usted, codo a codo, con los enemigos de Cristo que Lo insultan! con estas palabras: “Hijo de la prostituta Pandira” (Sanhedrin, 67a), “estulto, demente, seductor, corruptor de costumbres, idólatra y mago” (Toldath Jeschu), “como una bestia, fue conducido al patíbulo, sepultado como una carroña en un montón de basura; en fin, arrojado al infierno” (Zohar III - 282), y que desprecian a sus seguidores y tienen como objetivo la persecución y el exterminio de los pueblos cristianos:

“La tasa de natalidad de los cristianos debe ser sustancialmente reducida” (Zohar - II, 64b),

“Se es inocente de la acusación de homicidio si la intención es la de matar a los cristianos” (Makkoth - 7b),

“Si un hebreo mata a un cristiano no comete ningún pecado” (Sepher Or Israel - 177b),

“Los cristianos deben ser destruidos porque son idólatras” (Zohar - I, 25a),

“El mejor de los goym debe ser matado” (Abhodah Za- rah - 26b),

“El exterminio de los cristianos es un sacrificio necesario” (Zohar - II, 43a).


¡Cómo hablar de Paz! cuando depende Usted de quienes tienen como objetivo final la destrucción de Roma, la ciudad que ha proclamado la Divinidad de Cristo: «CUANDO ROMA SEA DESTRUIDA, ISRAEL SERÁ REDIMIDA» (Obadiam), porque quieren imponer al mundo la redención gnóstico-satánica de Lucifer.

¿Por qué, en vez de hablar de esta falsa paz no habla Usted de la JUSTICIA DE DIOS y de la relación que ésta tiene con Su Misericordia?

Usted sabe que esta Justicia es la esencia de Dios, mientras Su Misericordia es un atributo, y además temporal, porque nace con la Redención de Cristo en la Cruz y terminará con ella.

¿Por qué no dice Usted que la Misericordia no puede descalificar a la Justicia de Dios y que es dada a quien se arrepiente, a un en el último instante de la vida, pero que el mal que se ha hecho deberá ser expiado completamente? ¡Por qué no dice Usted que sólo las almas individuales van al Paraíso, al Purgatorio o al Infierno! Pero esto no se refiere a las naciones y a los pueblos. ¡Estos deben pagar todo en la tierra, cuando Dios pedirá cuenta de las vidas humanas que han sido suprimidas!

Usted sabe lo que está escrito en el Evangelio acerca de lo que nos espera y, probablemente, en breve; Usted sabe que no es la paz la que está arribando, sino justamente lo opuesto; Usted sabe que en el Evangelio está escrito qué porción de la humanidad desaparecerá, pero continúa hablando de una paz que ahora todos, aun los más desprevenidos, ven cada vez más lejana e irreal; ¡una paz que Dios no nos ha prometido jamás! Él nos ha prometido, en cambio, Su Paz, la que se puede tener incluso en un período como el que estamos viviendo hoy.

¡Usted sabe que estamos arribando al término del período de la primera copa de la ira de Dios y que, pronto, el mundo conocerá el castigo de Su Segunda Copa!

 Esto ocurrirá de improviso y se realizarán las palabras de Nuestra Señora de Fátima: 

«... las aguas de los océanos se convertirán en vapor, y la espuma se levantará trastornando y hundiendo todo. Millones y millones de hombres perecerán de hora en hora y los que queden con vida envidiarán a los muertos».

¿Por qué no hace saber al mundo lo que nos espera? ¿Por qué, en vez de engañarlo con el espejismo de una falsa paz y una salvación barata, que es sólo un insulto a Dios, no le advierte, de modo de prepararlo a lo peor?

¿CUÁNTAS SERÁN LAS ALMAS QUE IRÁN AL INFIERNO POR SU SILENCIO?

Nosotros no queremos juzgar, porque esto le corresponde a Dios, pero lo que podemos decir, seguros de no errar, es que, SI USTED ELIGE EL SILENCIO, ¡HABRÁ TRAICIONADO a Cristo, a Su Iglesia y a los Pueblos cristianos!"


5º El tradicionalismo no es lugar seguro. 

La Iglesia remanente o impropiamente llamado tradicionalismo, es en realidad la Iglesia católica reducida a su mínima expresión extendida en la faz de la tierra, que para conservar la fe verdadera a tenido que apartarse de Roma apóstata y de los edificios profanados por ella, los cuales en otro tiempo estuvieron al servicio de Dios Nuestro Señor, pero hoy por disposición divina, la Iglesia se encuentra eclipsada debido a la presencia de la espantosa abominación en el lugar Santo que predica y obra contra el santo nombre de Dios. 

La Iglesia verdadera siempre será perseguida, de manera que en las mismas comunidades tradicionalistas es perseguida y atacada ferozmente por Satanás y sus esbirros, por ello no deben confiarse la Iglesia remanente o sentirse segura por conservar -por gracia de Dios- la fe verdadera. Si Roma fue eclipsada y perdió la fe por la espantosa abominación, ¿Qué congregación, comunidad o altar se encuentra seguro?

“Cuando viereis que la abominación de la desolación, que fue dicha por el profeta Daniel, está en el lugar santo, el que lee entienda. Entonces los que estén en la Judea huyan a los montes. Y el que en el tejado no descienda a tomar alguna cosa de su casa. Y el que el campo, no vuelva a tomar su túnica…Habrá grande tribulación, cuál no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será. Y si no fuesen abreviados aquellos días, ninguna carne sería salva: más por los escogidos aquellos días serán abreviados.”  Evangelio de San Mateo XXIV, 15-22.

Buscamos realidades no figuraciones piadosas, ilusiones románticas donde el reducido número de católicos se consideren inexpugnables o infranqueables.

Es necesario entender la situación real y verdadera que vive la Iglesia católica por disposición divina en los presentes días, es una prueba de fe, donde las mismas Iglesias o edificios destinados al culto divino no son seguros, debe buscarse a toda costa mantener el espíritu y la doctrina de Nuestro Señor Jesucristo con puridad de conciencia, y no en quienes trafiquen con la fe católica o la utilicen a conveniencia personal. 

El mensaje de Nuestra Señora en La Salette es muy claro: 

“En el año 1864, Lucifer y un gran número de demonios serán desatados del infierno. Abolirán la fe poco a poco, aun entre las personas consagradas a Dios; las cegarán de tal manera que, a menos de una gracia particular, esas personas tomarán el espíritu de sus malos ángeles. Muchas casas religiosas perderán completamente la fe y perderán a muchísimas almas”. Mensaje de Nuestra Señora en La Salette, 19 de septiembre de 1849.

“La Iglesia será eclipsada, y el mundo quedará consternado.” Mensaje de Nuestra Señora en La Salette, 19 de septiembre de 1849.

“Los conventos, las flores de la Iglesia estarán corrompidos y el Demonio será como el rey de los corazones.” Mensaje de Nuestra Señora en La Salette, 19 de septiembre de 1849.

“Los demonios del aire, con el Anticristo, harán grandes prodigios en la tierra y en los aires, y los hombres se pervertirán más y más.” Mensaje de Nuestra Señora en La Salette, 19 de septiembre de 1849.

“Durante ese tiempo nacerá el Anticristo, de una religiosa hebrea, de una falsa virgen, que tendrá comunicación con la antigua serpiente, maestra de impureza. Su padre será obispo. Al nacer vomitará blasfemias, tendrá dientes; en una palabra, será el demonio encarnado, lanzará gritos espantosos, hará prodigios y no se alimentará sino de impurezas. Tendrá hermanos que, aunque no sean como él, demonios encarnados, serán hijos del mal”. Mensaje de Nuestra Señora en La Salette, 19 de septiembre de 1849.

“Los sacerdotes, ministros de Mi Hijo, los sacerdotes, por su mala vida, por sus irreverencias y su impiedad al celebrar los santos misterios, por su amor al dinero, a los honores y a los placeres, se han convertido en cloacas de impureza”.


6º La mayor traición se encuentra en las cabezas. 

¿Quién es el responsable de la Fraternidad San Pío X?, ¿Quién es el responsable de una Congregación religiosa?... Todos es igual a ninguno, se ha desarrollado una estrategia desde los puestos de mando para evadir responsabilidades o deslindarse de los errores; bien poniendo a hombres de Iglesia torpes en puestos de mando, de suerte que sirvan como simples figuras que causen lastima por su incapacidad, aunque hagan todo su esfuerzo en ser buenos, pero fueron puestos de propósito por alguien más inteligente para hacer su labor -que las cosas no funcionen- atribuyendo todo a errores humanos, a la corrupción, a la mala voluntad, al demonio, a la mafia. 

O bien, apoderándose de la fe verdadera desde la cúpula de la Congregación, cubriéndose o protegiéndose perfectamente con la “autoridad eclesiástica”, manipulando a la persona constituida en autoridad sobre los intereses de la Iglesia católica, abusando de la autoridad para excomulgar o apartar a quien haga evidente la traición con el silencio, con la entrega o su manera de obrar de los superiores, mostrándose siempre prudentes según la carne, espirituales para apartarlos de la defensa legítima de los derechos de Dios y de su Iglesia, atribuyendo a errores humanos la destrucción de propósito de la Iglesia Católica, como los es en quienes corrompen moralmente a los sacerdotes, quienes fomentan la homosexualidad en el clero de propósito, quienes envenenan las mentes eclesiásticas con doctrinas apartadas de la verdad católica, quienes utilizan la investidura eclesiástica para humillar, defenestrar y condenar a quienes se opongan a sus acciones traidoras y aniquiladoras del Santo Sacrificio.

"Son curiosos esos superiores, que no sienten escrúpulos para difamar a sus súbditos, para llegar a otros extremos más indebidos, cuando quieren hundir a uno de sus enemigos, reales o imaginarios, y no consienten que nadie diga algo que pueda desvanecer su aureola, verdadera o falsa, con que ellos han envuelto a su obra apostólica.  Es pecado el que un súbdito diga la verdad, cuando ésta ofende una reputación de su actividad, de sus juicios contradictorios con la letra misma de sus Constituciones, pero no es pecado, cuando para defenderse o justificar lo que es injustificable, ellos acuden a la difamación y a la calumnia, apoyándose en el poder enorme que tienen y del cual ciertamente abusan."  Pbro. Joaquín Sáenz y Arriaga, Sede Vacante. P. 337.

El judaísmo siempre apunta a las cabezas, es la manera más certera de controlar una Congregación o conjunto de personas dedicadas al servicio de Dios; utilizando esas instituciones como bastiones para esparcir el mal, es más difícil encontrar con ellos.

“Las infiltraciones en la Iglesia son el peligro más grave, la amenaza más aterradora para el catolicismo contemporáneo. Una persecución sangrienta no hubiera sido más funesta para la Iglesia. 

Y esas infiltraciones abarcan todo el organismo viviente de la Iglesia. Infiltraciones judaicas, infiltraciones masónicas, infiltraciones comunistas, que todas ellas vienen a ser la misma cosa. Por eso el lenguaje del progresismo se asemeja tanto al lenguaje de la Kabala, del Talmud, de las logias y sectas esotéricas, del comunismo internacional.                

No debemos sorprendernos de esta espantosa confusión. Ya el mismo Divino Maestro nos lo había predicho: “Guardaos de los falsos profetas, que vendrán a vosotros revestidos con pieles de oveja, pero por dentro son lobos rapaces”. El redil se encuentra ahora infestado de esos lobos revestidos con pieles de oveja, que son muchas veces recibidos con honores y halagos por los mismos pastores a cuyo cuidado está la defensa, conservación y bienestar del rebaño.         

CHARLES DAVIS (ex sacerdote inglés), considerado uno de los peritos conciliares de mayor significación y como el mayor teólogo británico antes que abandonara la Iglesia Católica, afirma: “Sin dudar un momento, yo admito como un hecho evidente que hay fuerzas, dentro de la Iglesia Católica romana, contrarias a su estructura actual, que están tendiendo a la disolución o eliminación de las instituciones existentes (...) La presente estructura institucional de la Iglesia Romana implica un particular concepto de la verdad. Si la nueva concepción de la verdad cristiana triunfa en su esfuerzo por ser la dominante, ello originará, en mi opinión, la disolución de esa estructura. Desde este punto, yo creo que los temores de los conservadores están bien fundados”.

Esta es una confesión de parte, hecha por un infiltrado que supo y pudo escalar los altos puestos de la Iglesia, hasta llegar a ser considerado uno de los expertos conciliares. ¡No hay duda! La Iglesia está llena de infiltrados que pugnan por hacer el juego al enemigo y reformar o reestructurar la obra divina a su antojo y capricho. Con razón escribe el mismo Davis: “Capítulo tras capítulo de volúmenes post-conciliares y de discursos de Rahner, Küng, Schillebeck y otros peritos, claramente demuestran sus puntos de vista completamente anticatólicos y su inconformidad con los resultados actuales del Concilio Vaticano II, para no mencionar otras creencias oficiales católicas”.                   

Estas infiltraciones no son el fruto de una generación espontánea. Alguien las hizo. Fueron planeadas con tiempo, con paciencia, con experimentos, con dinero. Fueron realizadas con suma habilidad, con tacto exquisito, con inteligencia diabólica. Al observador consciente, que estudia, que compara, que asocia los rasgos semejantes y comunes, no puede pasar inadvertida la presencia de una conspiración universal que lleva los caracteres inconfundibles del mecanismo materialista del judaísmo internacional, que hoy como ayer pugna por eliminar a Cristo, por destruir la Iglesia.” Padre Joaquín Sáenz y Arriaga, "Las falsas derechas", editorial Montonera, Mar de Plata, 1969; "¿Cisma o fe?", página 318, año de 1972.


7º Velad y orad.

Si Roma fue eclipsada y perdió la fe por la espantosa abominación, ¿Qué congregación, comunidad o altar se encuentra seguro?...

Quien tenga el regalo de asistir a la santa misa verdadera, aproveche las gracias que Dios le concede, procure tener su fe y confianza en Dios Nuestro Señor, buscar la validez de los sacramentos y vivir precavidos, ‘velad y orad…’ 

Se desarrolla silenciosamente una epidemia al interior del tradicionalismo de católicos influidos por los agentes de la sinagoga de Satanás, que tan sólo el escuchar el tema de los judíos y su infiltración en el tradicionalismo les molesta, tratando el tema como una ofensa para los hombres de Iglesia o para los feligreses con autoridad moral.

Nadie se sienta seguro, hay muchos feligreses “santos” de nombre y de negra conciencia, eclesiásticos “santos” silenciados por la sinagoga, como acontece con cierta frecuencia en la fraternidad de monseñor Lefebvre, al igual que en otros lugares donde menos se lo imaginan. 


“Hoy no es menester ya ir a buscar los fabricantes de errores entre los enemigos declarados: se ocultan, y ello es objeto de grandísimo dolor y angustia, en el seno y gremio mismo de la Iglesia, siendo enemigos tanto más perjudiciales cuanto lo son menos declarados. Hablamos, venerables hermanos, de un gran número de católicos seglares y, lo que es aún más deplorable, hasta de sacerdotes, los cuales, so pretexto de amor a la Iglesia, faltos en absoluto de conocimientos serios en filosofía y teología, e impregnados, por lo contrario, hasta la médula de los huesos, con venenosos errores bebidos en los escritos de los adversarios del catolicismo, se presentan, con desprecio de toda modestia, como restauradores de la Iglesia, y en apretada falange asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo, sin respetar ni aun la propia persona del divino Redentor, que con sacrílega temeridad rebajan a la categoría de puro y simple hombre.” SS. Papa San Pío X, Encíclica: ‘Pascendi Dominici gregis’ [1], 8 de septiembre de 1907.









Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.