Los defensores del judaísmo, les molesta que se hable de judíos.


11 Sep
11Sep


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



“Los defensores del judaísmo naturalmente no aceptan la realidad impresionante del problema judío, tal como nosotros lo hemos descrito. 

Para ellos ese problema es fruto ‘de las mentes enfermas, siempre prontas a argumentar en todas las materias, que parece se han unido en todas las ocasiones para despreciar y atacar a los judíos’. 

Este es el recurso supremo que han usado siempre los judíos para destruir a sus enemigos o, por lo menos, para nulificar su ataque de defensa. Mentes enfermas, han sido los apóstoles; mentes enfermas han sido los Papas que condenaron las fechoría del judaísmo; mentes enfermas los Obispos y los Concilios que han denunciado el peligro manifiesto de esos eternos conspiradores, y mente enferma fue el mismo Jesucristo que, al no aceptar la ambición racial y absurda de su propio pueblo y al proclamarse a sí mismo como Mesías y Salvador del mundo, contrarió abiertamente el futuro de Israel, como lo había soñado y descrito la incredulidad y la soberbia de los jefes de ese pueblo deicida. 

La historia no puede enmendarse par satisfacer los intereses o las conveniencias de los individuos o de las colectividades humanas. Con insultos y calumnias nunca se han destruido los argumentos válidos de la razón y la fe.” 


Padre Joaquín Sáenz y Arriaga, libro: Con Cristo o contra Cristo, página 46, No. 5.



Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.