Observatorio Nacional de Laicidad.


09 Jul
09Jul

Ave María Purísima, sin pecado original concebida.


Analizando los frutos del gobierno Francés, podemos establecer que el pensamiento judío se lleva a la práctica perfectamente en Francia, mediante la perversión de la libertad, asentando leyes contra el bien común.

El problema no es Francia, ni la constitución, ni el cuerpo de gobierno; el problema es el plan judío que se aplica en esta parte del mundo.

I.- El 13 de diciembre del 2012 El gobierno liberal de Francia dirigido públicamente por el presidente Francois Hollande, anunció la creación de un "Observatorio Nacional de Laicidad", una iniciativa que en la práctica se traduciría en una violación a la libertad religiosa con la deportación de… los cristianos que sean considerados portadores de una "patología religiosa" Aciprensa, 14 de diciembre del 2012.

Es sorprendente la manera como se utilizan las leyes en contra de la justicia y del bien común, pues la creación del Observatorio Nacional de Laicidad, es una manera legal de impedir la libertad de expresión y de prohibir decir la verdad sobre el aborto, sobre el falso matrimonio de homosexuales; pues a través de este tipo de leyes se legaliza la corrupción de la sociedad y se castiga con la expulsión del país a quien diga la verdad sobre las inmoralidades que atentan contra el bien común. 

“Pero hay ya muchos imitadores de lucifer, cuyo es aquel nefando grito: ‘no serviré’, que con el nombre de libertad defienden una licencia absurda.” SS. Papa León XIII, Encíclica: Libertas, 20 de junio de 1888.  

Por una parte el gobierno de Francia permite la pornografía con muchachas de 18 años de edad y por otra reprime al grupo lefebvrista Civitas, cuyas acciones consideró "en los límites de la legalidad", cuando ha protestado en más de una ocasión contra el aborto, la ley de uniones gay y en defensa de la libertad religiosa.

Esto es absurdo, está "en los límites de la legalidad" por protestar contra el aborto y contra el falso matrimonio de homosexuales. ¿Dónde están las libertades tan pregonadas por la revolución francesa?, esta aparente libertad es de origen judío masónico, para predicar y establecer el error no para garantizar el bien común. “Porque toda libertad puede reputarse legítima, con tal que aumente la facultad de obrar el bien; fuera de esto, nunca…” SS. Papa León XIII, Enciclica: Libertas, 20 de junio de 1888. 

Dice el pensamiento judío: “La libertad de conciencia ha sido proclamada en todas partes, de manera que actualmente estamos ya muy cerca de la total destrucción de las iglesias cristianas… Pondremos al clericalismo y a los clericales en unos marcos tan estrechos que conseguiremos que su influencia decrezca aún más rápidamente de lo que creció.” Protocolo de los Sabios de Sion, Protocolo XV.


II.- La agencia Reuters señala que "Francia deportará a imanes extranjeros y radicales desbandados de grupos religiosos, incluyendo a los tradicionalistas católicos de línea dura, si una nueva política de seguridad revela que sufren de una ‘patología religiosa’ y pueden hacerse violentos". Aciprensa, 14 de diciembre del 2012. 

Esta ley, es el pensamiento de la Sinagoga Judía: “Cuando alcancemos el poder absoluto no será deseable para nosotros que persista otra religión que la nuestra… Debemos por consiguiente, barrer todas las demás formas de creencia religiosa. Si esto trae como consecuencia la multiplicación de los ateos, no nos perjudicarán, antes al contrario, servirán de ejemplo para las futuras generaciones a las cuales nosotros predicaremos la religión de Moisés…” Protocolo de los Sabios de Sion, Protocolo XIV. 

Los homosexuales pueden ofender y blasfemar el Santo Nombre de Dios y nadie debe decirles nada, porque están haciendo uso de su libertad; pero si la Iglesia se defiende por palabras o por escrito esta violando las libertades de la Nación Francesa y es considerada como: “patología religiosa” por lo cual debe ser expulsada del país. 

Están legalizando la destrucción de los fundamentos de la sociedad, de la Iglesia Católica, de la moral en las familias y en la sociedad; y debemos ser tolerantes y permitir que destruyan la inocencia porque así lo marca la constitución, esto no es libertad, es la perversidad de la ley.

Basándonos en esta depravación de la libertad, el hombre tendría licencia para robar, para cometer adulterio, para matar niños, para suicidarse y para quebrantar la Ley de Dios. Esto no es libertad, es la depravación de la libertad. Por eso la Iglesia rechaza la libertad absoluta para todos y para todo, porque repugna a la razón y lesiona  las buenas costumbres, por lo cual es un error decir: HOMBRE, ERES LIBRE, HAZ LO QUE QUIERAS; en vez de enseñar la verdad y decirles: HOMBRE, HAZ LO QUE DEBES Y SERÁS LIBRE.

Escribe el pensamiento judío: “Cuando por fin, definitivamente, alcancemos el poder…en todas partes… nos ocuparemos de asegurar que los complot ya no sean posibles. A ese propósito golpearemos sin piedad a todos aquellos que se atrevan a hacernos frente. Toda clase de nueva institución parecida a una sociedad secreta será deshecha y sus miembros condenados a muerte.” Protocolo de los Sabios de Sion, Protocolo XVII. 

Lo que sorprende, no son tanto las leyes perversas, sino el pueblo entorpecido, ha perdido  la capacidad de pensar; no son libertades, es la perversidad de la verdad, del bien común; están destruyendo los fundamentos de la sociedad cristiana y el pueblo permanece adormecido, ¡catastrófico! Tal como indican los Protocolos de los sabios de Sión: “Los Goyim –cristianos– han perdido el hábito de reflexionar sin la ayuda de nuestros especialistas. Por tal motivo no comprenden ni comprenderán cuando se establezca nuestro gobierno” 

“Es la pura verdad, que si Dios no ha presidido a la fundación de una ciudad, y si ésta no tuvo más que origen puramente humano, no podrá evitar los mayores males. Es necesario, pues, tratar, por todos los medios imaginables, de imitar el régimen primitivo; confiando en lo que hay de inmortal en el hombre, debemos fundar las casas lo mismo que los Estados, consagrando como leyes los deseos de la suprema inteligencia. Porque si un Estado se funda sobre el vicio, y está gobernado por hombres que huellan la justicia, no queda medio alguno de salvación.” Platón, De leg. t. VIII, p. 180.


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.