¿Quienes impulsan la persecución del Imperio Romano contra el cristianismo?


22 Aug
22Aug


Ave María Purísima, sin pecado original concebida.



El presente estudio es utilizado únicamente con FINES INFORMATIVOS.



1.- “Juntóse en estos primeros tiempos el odio y agitación de los judíos contra los cristianos. Los judíos fueron los elementos más activos en fomentar el ambiente de odio contra los cristianos, a quienes consideraban como suplantadores de la ley mosaica… Esta actividad de los judíos debió de ejercer considerable influencia, pues nos consta que ya en tiempo de Nerón gozaban de gran ascendencia en Roma, y es bien sabido que, con ocasión del martirio de San Pedro y San Pablo, algunos insinuaron la idea de que había muerto por celos de los judíos. Existiendo, pues, este ambiente, azuzado por el odio de los judíos, se concibe fácilmente la persecución de Nerón. Como capaces de toda clase de crímenes, fue fácil señalar a los cristianos como causantes del incendio de Roma. Al pueblo no le costó mucho creerlo” Historia de la Iglesia Católica, Llorca, Villoslada, Laboa; Tomo 1, página 178. Editorial BAC.



2.- “Y en las persecuciones que los emperadores suscitaron a la Iglesia, eran siempre los judíos los más furiosos, poniendo especial cuidado en impedir que los cristianos recogiesen los cuerpos de los mártires.” Don Félix Amat, Tratado de la Iglesia de Jesucristo o Historia Eclesiástica, tomo III, cap. 1, página 4; año 1806.



3.- “Algunos impíos modernos han querido deslumbrarse hasta el extremo de atribuir las muertes de los mártires a causas distintas de la religión; y a este fin ponderan la tolerancia de los judíos en Roma, y la facilidad con que el senado, pueblo y emperadores romanos admitían los dioses de los pueblos que vencían, y toleraban el culto de cualesquiera deidades. Cuánto diremos en este capítulo será una continua demostración de que la resistencia de los fieles al culto de los ídolos, y la adoración de Jesucristo eran los únicos delitos que en ellos castigaban. Y es evidente que la política de Roma tenía dos particulares motivos para creer intolerable la religión de los cristianos. Estos venían de la Judea, y el Dios que predicaban había nacido y vivido siempre en la Judea. Con todo no estaba reconocido como bienhechor singular, y como Dios por el pueblo judaico. Al contrario los judíos le habían juzgado digno de muerte afrentosa, y un juez romano le había hecho morir en cruz. Así la religión cristiana no podía ser tolerada en Roma por las razones políticas que hacia tolerar las religiones de los demás pueblos, a quienes no querían exasperar.” Don Félix Amat, Tratado de la Iglesia de Jesucristo o Historia Eclesiástica, tomo III, cap. 2, página 51; año 1806.



4.- “Vemos muy universal el odio de los pueblos contra ellos, y la cruel condescendencia de los que mandaban: a lo que desde los tiempos de Trajano pudieron contribuir las rebeliones, y las crueldades de los judíos, con los cuales los gentiles confundían a los fieles.” Don Félix Amat, Tratado de la Iglesia de Jesucristo o Historia Eclesiástica, tomo III, cap. 2, página 73; año 1806.



5.- “La persecución de Nerón estaba hacía tiempo preparada por el odio pagano; mas el motivo de estallar fue el incendio de Roma en julio del 64, cuando de los catorce barrios de la ciudad tres fueron reducidos a cenizas por las llama y siete espantosamente desolados, quedando intactos solo cuatro. La opinión acusó del crimen al emperador, no se sabe si con razón o sin ella. Más Nerón tuvo por conveniente desviar las sospechas, por lo que echó la culpa a los judíos; éstos a su vez acusaron a los cristianos.” Ignacio Schuster, Juan Holzammer, Historia Bíblica –Exposición documental- año 1935, tomo II, No. 690, página 604.




Ave María Purísima, sin pecado original concebida.




Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.